Aldo Roggio reconoció que devolvía el 5% de los subsidios

El empresario cordobés de la construcción terminó declarando ante la Justicia como “arrepentido” y admitió que pagó durante años al kirchnerismo, a través de Ricardo Jaime.

Aldo Roggio, uno de los empresarios más poderosos y adinerados de la Argentina, caminó tres días al filo de la cornisa, estuvo a punto de quedar detenido, pero finalmente terminó declarando ante la Justicia como “arrepentido” y admitió que pagó durante años al kirchnerismo, a través de Ricardo Jaime, el 5 por ciento del dinero que recibió como subsidios por la empresa Metrovías, de la que es concesionario.

“No tuvimos oportunidad de negarnos a esta exigencia”, dijo Roggio. De este modo, abrió un nuevo frente de investigación, vinculado a los subsidios al transporte.

Mencionó que “habiendo soportado la presión hasta el límite de nuestras posibilidades, máxime teniendo en cuenta que se trata de un servicio esencial y la gran incidencia del rubro personal (70% del total) en los costos de operación del servicio”, tuvieron que pagar.

Según indica el diario La Nación, así, el ex secretario de Transporte Jaime, preso y condenado por la tragedia de Once, enfrenta ahora nuevas acusaciones que amenazan con dejarlo más años detenido en prisión.

Dijo que el esquema de pagos de retornos se realizó desde el comienzo de la gestión de Jaime en 2003 hasta 2011.

El contenido de la indagatoria terminó conformando al juez Claudio Bonadio, que homologó el acuerdo al que había llegado Roggio con el fiscal Stornelli, asesorado por su abogado Jorge Valerga Aráoz.