Un robot para eliminar las colas del check-in en los aeropuertos

29

Fue bautizado como Leo y será utilizado en el Aeroparque Jorge Newbery. Puede registrar las valijas en cualquier lugar sin necesidad de filas. Además, la terminal aérea porteña incorporará en los próximos meses un sistema de auto depósito de equipaje.

Las aerolíneas y los operadores de los aeropuertos buscan sumar innovaciones tecnológicas para poder reducir uno de los peores momentos de un viaje: las largas colas de espera frente a los mostradores. Hay muchos ejemplos que ya están en uso en diferentes países del mundo como la incorporación de los anteojos Google Glass para poder identificar rápidamente a los pasajeros en el momento de embarque, los agentes de check-in móviles que se desplazan por el aeropuerto equipados con tablets o las cada vez más comunes tarjetas de embarque descargadas en el teléfono.

Ahora, una de las nuevas apuestas desarrolladas por Sita el proveedor global de IT para el transporte aéreo donde participan aerolíneas de todo el mundo es un robot de equipaje, autónomo y auto-propulsado que puede recibir las valijas de los pasajeros en cualquier lugar de un aeropuerto, etiquetarlas y transportarlas directamente hasta la bodega del avión. Este aparato lleva el nombre de Leo y fue presentado la semana pasada en Buenos Aires, luego de un tour por diferentes ciudades.

El robot Leo puede registrar a un pasajero, imprimir etiquetas de equipaje y transportar hasta dos maletas. Tiene la capacidad de esquivar obstáculos y puede navegar en un entorno de alto tráfico, como lo son los aeropuertos. Desde Sita, lo consideran como el primer paso para automatizar todo el proceso del equipaje: desde el momento en que los pasajeros dejan sus valijas hasta cuando las reciben en su destino.

“La robótica, como la identificación biométrica y la inteligencia artificial, está cambiando la forma en que los aeropuertos serán diseñados en el futuro, haciendo los viajes más simples y mejorando la experiencia del pasajero”, explicó Elbson Quadros, vicepresidente para Latinoamérica de SITA, durante la presentación en Buenos Aires. El ejecutivo estimó que es muy probable que para 2025 desaparezcan los mostradores tradicionales de check-in en los aeropuertos y sean reemplazados por el avance de los kioscos para realizar auto check-in y también para despachar equipaje.

Una de estas nuevas tecnologías podrá verse el próximo año también en la Argentina. Se prevé que en un plazo de 10 a 12 meses el aeroparque Jorge Newbery incorpore varios kioscos con un sistema de auto-depósito de equipaje –bag drop– para que aquellos pasajeros que ya hicieron el check-in de forma online y tengan valijas para despachar puedan hacerlo por su cuenta, sin tener que pasar por los mostradores tradicionales, donde se generan las largas colas.

Con todo, la presentación del robot Leo en la Argentina coincidió con la publicación del Reporte de Equipaje 2017 que elabora SITA y que muestra que la gestión de equipaje realizada por las aerolíneas del mundo mejoró durante el año pasado: la tasa de mal manejo de equipaje cayó un 12,25% respecto al año anterior y es la más baja registrada. De acuerdo con el informe, la tasa de mal manejo de equipaje en 2016 fue de 5,73 valijas por cada mil pasajeros.

Desde la industria son optimistas y esperan que los números sigan mejorando. Los miembros de IATA, que agrupa a la mayoría de las aerolíneas, tienen como objetivo que en los próximos años cada valija pueda ser rastreada a lo largo de todo su viaje. De esta forma, podrán compartir vía smartphone la información de la ubicación del equipaje directamente con los pasajeros.

Compartir
Mariano Javier Pepa
Director General - Tec. en Gestión de Medios Masivos de Comunicación - Diseñador Web