En cuestión de segundos tiró a su contrincante y noqueó al juez de la pelea, que fue alcanzado por la pierna de la derrotada dejándolo al borde de perder la conciencia.