PCs, Notebooks, Tablets, Smartphones : ¿Fin de una era?

43

Las consultoras indican que los despachos de pc y dispositivos móviles están cayendo, tanto en argentina como en el resto del mundo. ¿Crónica de una muerte anunciada?

Aunque en su momento parecía difícil de creer, el ex CEO y cofundador de Apple, Steve Jobs, vaticinó la llegada de la “era post-PC“. Una sentencia que sonaba bastante alocada dado que las venta de estos dispositivos crecían trimestre tras trimestre, pero lo cierto es que la afirmación se hizo en el marco de la salida de la tablet iPad de Apple. La “profecía” de Jobs estaría concretándose parcialmente porque, si bien las PC siguen existiendo pese a los malos augurios, lo cierto es que las ventas de todos los dispositivos están desacelerándose.

Los despachos globales de desktops cayeron en el primer trimestre de 2016 en comparación con el año pasado, según las consultoras Gartner e IDC. Al respecto,  mientras que la primera indica una caída del orden del 9,6%, la segunda se estima en 11,5%. Ninguno de estos datos llama la atención a los especialistas ya que se trata del sexto trimestre consecutivo de merma.  Algo similar, aunque menos dramático, sucede con las laptops: el mercado de notebooks en todo el mundo se redujo en un 5,2% en comparación con el mismo período del año pasado.

Con los dispositivos móviles la situación  es similar: el mercado de las tablets se redujo en todo el mundo en un 14,7%, según los datos preliminares de IDC en base al primer trimestre de 2016 (en comparación con el pasado). Entre tantos  números en retroceso, la sorpresa está dada por la disminución en las ventas de los smartphones que hasta el momento eran los productos estrellad e muchas marcas y los records de unidades vendidas se habían convertido en un clásico. Ahora, por primera vez en la historia la comercialización cayó en 2016 un 3% a escala mundial, de acuerdo a la consultora Strategy Analytics que destaco que el fenómeno afectó incluso a compañías como Apple y Samsung.  Según RBC Capital Markets, la comercialización, la comercialización del Smartphone de Apple cayó  hasta casi 40 millones de unidades vendidas en el trimestre que finalizó en junio, con respecto a los 47,5 millones de dispositivos vendidos en el mismo trimestre del año pasado.

En Argentina, la venta de todos los dispositivos mencionados, incluyendo los teléfonos inteligentes, también está en caída como consecuencia, entre otros motivos, de la recesión y los altos precios que tienen los equipos en comparación con países como Chile o Estados Unidos.

¿Qué está pasando?

Hay, en principio, varios motivos que explican  la tendencia. Sebastián Ignacio Novoa, Consumer and Commercial Device Analyst para la Argentina de IDC, explica que a escala global la crisis económica de países como China, Brasil y Rusia impacta directamente en la compra de equipos por parte de los habitantes de estas naciones que, al ser tan populosas, mueven la balanza de las cifras globales.
Enrique Carrier, de la consultora Carrier y Asociados, opina que la caída en la demanda de desktops es estructural porque ya lleva varios meses y esto se debe a dos motivos. “En primer lugar, a nivel masivo se está dando la sustitución de producto ya que quien renueva una computadora se inclina por una notebook –sostiene Carrier- En segundo lugar, es cierto que hace tiempo que las desktop dejaron de evolucionar porque con un modelo nuevo se puede hacer exactamente lo mismo que con uno que tiene un par de años; esto hace que se estén estirando los plazos de renovación, lo que atenta directamente contra los niveles de venta. En el caso corporativo la situación es diferente porque muchas empresas siguen eligiendo este tipo de equipo y es dentro de este público donde se registran las ventas”.

Fin del furor

Con respecto a la caída en las ventas de teléfonos inteligentes, Bob O’ Donell, presidente  analista principal de TECHnalysis Research, señaló en una columna de Fast Company: “Aunque es demasiado pronto para estar seguros de lo que sucederá con el mercado de estos dispositivos, cada vez son más los indicadores que dan cuenta de que esta tendencia continuará ya que, por ejemplo, están cayendo las previsiones de ventas de los fabricantes de componentes”. Carrier explica que los records históricos en los despachos de smartphones tenían que ver con que se trataba de una categoría de producto totalmente nueva. “Lo que ocurre ahora es que el crecimiento genuino de nuevos usuarios se está desacelerando porque ya hay una penetración muy alta, entonces ahora el negocio gira en torno a la renovación de equipos. En simultáneo se dan dos fenómenos que también impactan negativamente en los despachos: la crisis económica de los países antes mencionados por un lado, y, por el otro, que el crecimiento que aún es genuino se da en segmentos más sensibles al precio; por eso el volumen hoy está en los equipos de menor valor”.

La próxima estrella

Los entrevistados  coinciden al afirmar que de momento  no se visualiza un sucesor para el teléfono inteligente, esto es, un equipo que bata records de ventas y sea el objeto tecnológico deseado por todo el mundo. “Si bien hay algunas categorías nuevas que se vienen, ninguna tiene el potencial para cambiar el panorama de la informática actual como lo han hecho los smartphones hasta ahora. Algunos productos ya se han lanzado y no son tan demandados, por el ejemplo el smartwatch”, afirma Carrier.

Al indagar acerca de otros fenómenos que estarían afectando la venta de smartphones, hay quienes indican que la falta de innovación en los equipos podría ser una clave, puesto que los últimos modelos lanzados al mercado no tienen grandes diferenciales respecto de sus predecesores. Sin embargo, Carrier rechaza que esto afecte al mercado local ya que, según sus datos, aquí solo el 10 por ciento de los usuarios se inclina por los modelos tope de gama, que son siempre los que tienen las características más novedosas. Según los entrevistados, los fabricantes deberán acostumbrarse a tener volúmenes inferiores de venta, porque el boom es cosa del pasado. El mercado alcanzó la madurez. Novoa coincide: “Ni siquiera en la categoría de smartphones observaremos tantos records, siendo que estos equipos serán los más elegidos, puesto que a través de ellos es posible acceder a servicios como Uber e Airbnb, o a recursos como GPS y módem, entre otros”.

De cara al futuro, para Carrier no habrá un producto vedette que todos quieran comprar, sino que existirá un conjunto de dispositivos conectados que brindarán servicios puntuales, como electrodomésticos inteligentes o incluso automóviles conectados.

En tanto, Novoa confía en que los visores de realidad virtual podrían ser las próximas estrellas, aunque no alcanzarán los niveles de venta de los smartphones: “Si se impone su uso para el entretenimiento, y también el uso corporativo ya sea para capacitación, entrenamiento y hasta cuestiones vinculadas a la salud, estos equipos podrían tener un muy buen nivel de ventas. Sin embargo, es muy pronto para ver cómo se utilizarán en esas áreas así como también en marketing y educación”, explica. Las implicancias de este cambio de realidad para los fabricantes de dispositivos son impresionantes porque deben luchar en un mercado cada vez más pequeño. Por todo esto, es esperable que se produzcan fusiones y adquisiciones. Sea como fuere, los equipos que hoy conocemos no tienen fecha de muerte porque siguen prestando servicios a sus usuarios, aunque nadie sabe por cuánto tiempo.