Hay casos registrados de ceguera por la mala costumbre de mirar el celular en la oscuridad

En la actualidad, nos hemos acostumbrado a que el teléfono móvil es una extensión de nosotros. Lo llevamos a todas partes y lo consultamos frecuentemente en cualquier circunstancia. El Diario de Medicina de Nueva Inglaterra registró los casos de dos mujeres que estuvieron temporalmente ciegas por usar demasiado sus celulares en la oscuridad.

Una de las peores costumbres en este sentido es la de utilizar el smartphone en la cama, una práctica que desaconsejan los médicos de todo el mundo. Por un lado, diversos estudios han probado que la luz azul que desprenden las pantallas de estos dispositivos producen alteraciones en el sueño. Además, también llaman nuestra atención y nos alteran, impidiendo que se produzca un descanso adecuado.

A esta lista de inconvenientes de usar el móvil en la cama hay que añadir otro muy peligroso: mirar la luz de la pantalla en la oscuridad puede producir episodios de ceguera temporal. Así lo afirma un equipo de médicos británicos, que ha publicado un artículo en el New England Journal of Medicine informando de que han tenido dos casos de pérdida de visión transitoria por este motivo.

La primera de las pacientes es una mujer de 22 años que presentó durante meses problemas de visión recurrente en el ojo derecho, en episodios que tenían lugar por la noche. Los médicos le realizaron diferentes análisis, pero en principio todos los resultados eran normales. 

La segunda paciente es otra mujer, en este caso de 40 años, que llevaba sufriendo una discapacidad visual monocular recurrente desde hacía seis meses. Los episodios se producían cuando se despertaba. Una vez más, después de diversas analísticas los médicos no pudieron determinar cuál era el problema.

Dormir con el móvil encendido es no dormir en absoluto

Para intentar encontrar una respuesta, el equipo pidió a las enfermas que grabasen sus síntomas. Gracias a estas imágenes, pudieron resolver dar con ella: la causa de los problemas de visión es que las pacientes miran habitualmente la pantalla de su móvil en la oscuridad con un solo ojo, porque el otro quedaba tapado por la almohada. Por tanto, un ojo se adapta a la luz, mientras el otro permanece a oscuras. Al volver los dos ojos a la oscuridad, la persona experimenta una sensación de ceguera que se prolonga durante unos minutos.

Los médicos señalan que no es un problema habitual, ya que la mayoría de nosotros miramos la pantalla con los dos ojos, pero es importante tenerlo presente y evitar en la medida de lo posible mirar el smartphone en la oscuridad. Nuestra salud salud ocular nos lo agradecerá.

Fuente: The Guardian