Preparan lanzamiento del satélite ArSat- 1 (video)

123

Se trata del primer satélite geoestacionario argentino, despegará este jueves 16 desde la base de Kourou, en Guayana Francesa.

En Argentina, la localidad bonaerense de Benavídez alberga a ingenieros y ténicos que se disponen para la gran ocasión en la que se lanzará el primer satélite geoestacionario argentino, ArSat- 1, que está acoplado al cohete para despegar mañana a las 18 horas desde la base Kourou, en Guayana Francesa.

Diseñado, integrado y testeado por Invap SE, este nuevo satélite hecho en el país marca un avance tecnológico de primer nivel: si todo sale como está previsto, con este lanzamiento Argentina se incorpora a la élite de naciones con el conocimiento necesario para hacer frente a los grandes desafíos que implica poner uno de estos aparatos a casi 36.000 km de altura para brindar servicios de telefonía y datos, TV e Internet. Los otros siete miembros del equipo son Estados Unidos, Rusia, China, Japón, Israel, la India y la Unión Europea.

En este sentido el presidente de la empresa estatal Arsat, Matías Bianchi, al recibir a la prensa en el predio de la empresa en la que trabajan unas 450 personas, afirmó que “el futuro que estaba cercano está pronto a hacerse realidad”.

Por su parte, el jefe de Operaciones Satelitales, Juan Aurelio, explicó que la rutina de las próximas jornadas consiste en “tener agendados los eventos del lanzamiento y hacer un chequeo” de las funciones.

“Hacemos un ensayo del día del lanzamiento y vamos recibiendo datos del satélite que ya está montado y listo para el lanzamiento; uno de los chequeos es que estamos conectados para el momento en que se lanza, cuando hay que intercambiar información de la trayectoria y el lugar en el que se inyecta” en la órbita, precisó el directivo.

Asimismo destacó que esta etapa es muy delicada, ya que deben posicionar al aparato de tres toneladas desde los 250 kilómetros de altitud, donde lo suelta el cohete, a los 36 mil kilómetros de altura desde los que debe prestar servicios durante unos 15 años de televisión directa al hogar, acceso a Internet para su recepción en antenas Vsat y telefonía IP a toda Argentina y países limítrofes.

Según la opinión de diversos especialistas, poner en órbita un satélite de comunicaciones es entrar en las grandes ligas de la actividad espacial.

El desarrollo del ArSat-1 comenzó en 2007, tras la solicitud del Gobierno para que la empresa Argentina Satelital armara una constelación de satélites geoestacionarios que cubriera todo el territorio nacional.