‘Likefunding’: cómo recaudar dinero con los ‘me gusta’ de Facebook

19

likefunding

Has oído hablar del crowdfunding (recaudar fondos a través de donaciones en Internet)… ahora preparate para el financiamiento por medio de “me gusta”.

 

Un nuevo emprendimiento en Hong Kong ha ideado una forma de aprovechar los “me gusta” de Facebook con el propósito de obtener valiosas donaciones para causas honorables y, al mismo tiempo, potenciar el perfil de responsabilidad social empresarial de las compañías que aportan el dinero.

El pequeño equipo llamado Likefunding.me, en el distrito Science Park de Hong Kong (la versión de Silicon Valley en esta ciudad) trabaja con el propósito de unir marcas con buenas historias.

La cofundadora Kelly Yim, quien trabajaba como actuaria en un banco importante, renunció a su empleo para crear un sistema que beneficiaría a organizaciones benéficas, proyectos creativos y proyectos de empresas sociales.

“Queremos involucrar seguidores que compartan historias interesantes sobre proyectos creativos que llevan el logo de un patrocinador. Por medio de esta participación podemos generar una exposición apreciable en los medios para los patrocinadores corporativos”, dijo Yim, añadiendo que el logotipo corporativo de los patrocinadores estará incorporado en la historia, el cual aparece siempre que el proyecto reciba un ‘me gusta’ o se comparta.

“Sabemos que los proyectos creativos tienen la capacidad de volverse virales… sino, considera el proyecto de la ensalada de papa. Queremos idear un sistema que le permita a las personas que tengan este tipo de proyectos obtener ingresos por su exposición en los medios”, añade.

Las empresas donan una cantidad máxima de entre 1.500 y 2.000 dólares; así, los usuarios de Internet pueden elegir de entre una variedad de proyectos a los que pueden darle “me gusta”. Cada “me gusta” normalmente le dará al proyecto más o menos 2 dólares de Hong Kong, y cada “me gusta” llevará el logotipo de la marca del patrocinador.

“Lo que hacemos es unir proyectos creativos con empresas”, explicó Yim. “Tenemos una base de datos de diferentes proyectos actualmente de Hong Kong y luego tenemos contacto con las empresas patrocinadoras”.

“Después de unirlos con base en sus objetivos de responsabilidad social empresarial, proporcionamos un enlace web para los proyectos creativos, que sirve para que sus seguidores compartan la historia con un circulo de Facebook distinto”.

Al utilizar un simple botón incorporado en el proyecto, todo lo que los seguidores tienen que hacer es pulsar el botón para hacer una pequeña donación.

El modelo de negocios de Likefunding es similar al de los modelos de crowdfunding, donde la compañía se queda con un 10% de los fondos recaudados.

Para una compañía que registró su patente de invención hace solo cinco meses e hizo su lanzamiento beta en agosto, ya tiene varios éxitos en su haber.

Un caso particular fue el de un director de una escuela de Hong Kong que renunció a su empleo para iniciar una organización benéfica que ofrece clases gratis para niños desfavorecidos.

“En cuestión de solo seis horas, generó 5.000 ‘me gusta’ y 8.000 personas lo compartieron”, dijo Yim. “El resultado fue bastante impresionante porque la exposición que el proyecto creó en los medios probablemente fue más valiosa que la exposición que obtuvo mediante la prensa ordinaria de Hong Kong”.

Otros proyectos incluyen el trabajo con animales abandonados y proyectos médicos en China.

“El objetivo final es hacer que funcione como una plataforma de publicidad; las empresas pueden acudir a nosotros, encontrar los proyectos que quieren y al mismo tiempo, su inversión puede apoyar iniciativas interesantes”, dijo.

Las buenas historias, dice, tienen la capacidad de volverse virales y pueden ser más valiosas para las empresas que su equivalente en publicidad.

Si bien hay un límite para la donación de las empresas, de modo que una historia convincente y viral no hunda a su benefactor con los “me gusta” de Facebook, Yim dijo que una donación de más o menos 2.000 dólares puede hacer una gran diferencia para una pequeña organización benéfica.

En cuanto a Likefunding, la compañía busca no registrar pérdidas después del año que viene.

Yim dijo que mientras muchos emprendimientos fracasan en cuestión de un año, ella tiene grandes expectativas para el grupo que ayudó a crear. Más que nada, dijo, un emprendimiento necesita dinero y publicidad cuando comienza.

Ella cree que el modelo de Likefunding tiene la capacidad para aportar ambos. Mientras tanto, su tarea más difícil por ahora es crear conciencia a una industria escéptica.

El especialista en medios digitales Napoleon Biggs dijo que el modelo, hasta ahora, no había sido puesto a prueba.

“No estoy realmente seguro de si la gente está preparada para que los patrocinadores aprovechen sus publicaciones a cambio de financiar un proyecto. Supongo que si es una causa en la crees ¿por qué no?”, dijo.

Sin embargo, para Yim, todo el impulso de Likefunding es que las empresas pongan su dinero donde están sus “me gusta” de Facebook.

“Se necesita mucha perseverancia para que las empresas inviertan en este tipo de proyecto creativo… educarlos tomará por lo menos un año”, dijo Yim, añadiendo que el grupo está enfocado en China como su próxima frontera y ya está investigando una unión con el gigante digital Sina Weibo.