Medios de comunicación agropecuarios

por -

Error en FyoA veces informar, no es solamente la mera publicación o difusión de los principales acontecimientos que surgen en  una determinada actividad. Las publicaciones también deben procurar un efecto educativo y reflexivo. Por lo tanto quienes administran ésta noble tarea, sean o no periodistas facultativos, deben revisar las cosas que difunden con responsabilidad y criterio. 

Hoy algunos portales  del campo, e incluso en algunas radios importantes como Cadena 3 (Prestigiosa emisora de la capital cordobesa), en su informe diario referido al sector rural propagaron textualmente el siguiente titular:

Ya se sembró el 90 % de la soja de primera, y el 60 % de la soja de segunda”

Voy a citar al siguiente  portal solo para ilustrar: http://www.fyo.com/noticia/90-de-la-soja-de-primera-esta-sembrada, que a la hora 8 am, del día vigente se puede constatar dicha publicación del modo citado. Luego los responsables de la edición podrán modificar sus titulares si advierten el error conceptual.

Por definición  se considera soja de primera a la que ha sido implantada antes del primer día del mes de  diciembre en el hemisferio sur. Y se considera soja de segunda o siembra tardía a la que excede el período antes mencionado y se extiende desde diciembre a los primeros días de enero. Por lo tanto lo correcto es afirmar  que la soja de primera ya está 100 % implantada, y resta saber cuánto de la soja de segunda se estima será sembrada hasta que finalice el período para la implantación del cultivo.

Por éste único ejemplo no puede afirmarse que todos los medios con perfil agropecuario dan mala información al usuario, pero hay varios ejemplos más, en el que se constatan errores conceptuales y de manipulación informativa aspectos que son de mayor importancia a una mera nomenclatura técnica agronómica. Muchas veces se alienta al productor a sembrar determinados cultivos, que luego se sabe por el simple chequeo de la información internacional, que están saturados en el mercado. Otras veces, omiten datos importantes referidos al peligro de algunos pesticidas, etc, etc.

No quiero sembrar un descreimiento generalizado, ni mucho menos es el objetivo de éste archivo descalificar a otros medios de comunicación, pero es menester advertir a los usuarios de las diversas fuentes periodísticas referidas al agro, que controlen y filtren los datos adquiridos. Estos  medios de difusión son los mismos que luego se “alarman” de la baja calificación educativa de nuestros jóvenes, en un acto de contradictoria hipocresía.

Por Gastón H. Pepa, Agrónomo, Editor de la Sección El Campo, Córdoba Times.