Período de parciales: siete tips para controlar los nervios

Los exámenes o cualquier otro desafío intelectual requiere una disciplina óptima para poder enfrentarlos con éxito.

Los estudiantes que preparan exámenes, sean parciales o recuperatorios, están bajo una fuerte presión por sacar una calificación satisfactoria.

Los expertos en psicología aseguran que el problema no es ponerse nervioso, sino que los nervios se apoderen de los estudiantes de manera que puedan afectar su desempeño en los exámenes.

“Los nervios son algo que nos humaniza, que muestra cuánto queremos algo, nos ponen alerta para mantenernos activos, pero no podemos dejar que nos afecten”, señala el psicólogo español Jorge López Pérez Vallejo, tras recordar que cuando la ansiedad no se controla y se desborda, se transforma en “un problema que puede pasar de afectar a nuestro estudio, a perjudicar también nuestra vida personal”.

“La ansiedad es un trastorno invalidante que puede tratarse sin necesidad de fármacos, con fuerza de voluntad y ayuda de un profesional”, señala el psicólogo. Por eso, los expertos enumeraron algunas pautas para controlar los nervios y apoderarse de ellos para que jueguen a favor:

1. Hacer ejercicios de respiración puede parecer un tópico, pero realmente ayuda con la ansiedad. Al tomar control de la respiración se concentra en ella, tomando así el control de la situación.

2. Interpretarlo como un desafío, no como un riesgo. Es importante que, a la hora de estudiar y realizar los exámenes, se tengan en mente los objetivos y no lo que se espera de uno mismo, lo que puede producir mucho más estrés y presión que la que ya existe.

3. Desahogarse. Hablar de lo que se siente con un especialista llegado el caso, y normalizar la situación ayudará a quitarse un gran peso de encima, además de que, de esa manera, quizá se obtendrán consejos que puedan ayudar.

4. Tomarse tiempo para uno mismo. Intentar organizar los momentos de estudio de manera que se tienen los descansos necesarios para despejar la mente, además de intentar hacer ejercicio, lo que ayudará a descansar.

Por supuesto, estos consejos ayudarán con nervios leves. Los especialistas advierten de que si comienzan los problemas para conciliar el sueño y no se consigue descansar lo suficiente como para desconectar de las situaciones que provocan estrés y ansiedad, sería adecuado acudir a una consulta de psicología especializada en este tipo de trastornos.

Además, desde el punto de vista del rendimiento físico, los expertos en medicina y neurociencias recuerdan:

5. La correcta elección de alimentos previo al momento de rendir un examen es esencial para nuestra óptima concentración en esos minutos en los que el cerebro es exigido al máximo. Comer ciertos nutrientes específicos puede ayudar a agudizar la memoria, mejorar el humor de una persona y a mantener la mente activa. Aprobados: pastas, verduras, agua y pescado. Reprobados: caramelos, cupcakes, aguas saborizadas no light, gaseosas y naturalmente, alcohol.

6. Descansos de 30 minutos. Parece poco tiempo cuando hay tantos conceptos por aprender de cara a un examen importante, pero diversos estudios científicos comprobaron que un descanso oportuno de media hora mejora la memorización y resulta más eficaz que no parar e intentar incorporar todos los conceptos de golpe.

7. Los aparatos tecnológicos afectarían directamente a la producción de melatonina, la hormona que ayuda a provocar el sueño. Es mejor evitarlos y poder estudiar lejos de ellos.

Fuente: Con Bienestar