A los argentinos les faltan huevos

El calor en los últimos meses hizo morir a muchos animales que servían como alimento de las gallinas, que vieron afectada su producción.

El huevo es uno de los alimentos más ricos en proteínas, se puede consumir de diferentes maneras y sirve como acompañamiento de muchísimas comidas. Sin embargo, comprar este producto hoy en día parece un lujo, no por su preciso sino por su escasez.

Una serie de variantes afectaron la producción y por ello las góndolas se ven desabastecidas de este producto. Según los productores, las condiciones climáticas incidieron en el faltante pero el atraso en su precio también generó un desinterés en su producción.

En los últimos meses el valor de la docena comenzó a costar entre $ 40 y $ 66, es decir un promedio de un 57% en todo el país. “Esto se debe a que no hubo aumentos para el productor desde septiembre del 2015. Había que hacerlo porque los precios estaban muy atrasados. Todo lo que rodea a la producción de huevos había aumentado, menos el propio producto”, explica Javier Prida, presidente de CAPIA.

Las condiciones climáticas también fueron determinantes para la materia prima. Las altas temperaturas de enero y febrero hicieron morir a muchos animales, por lo que las gallinas dejaron de comer como habitualmente lo hacen y bajaron su rendimiento. “Estábamos trabajando con gallinas viejas, que producen menos”, explicaron desde la Cámara Avícola.