Descubren un fármaco que ayuda a evitar ataques cardíacos y ACV

Se trata de una droga que promete “revolucionar” el tratamiento de infartos y accidentes cerebro vasculares. No tiene que ver ni con la dieta, la actividad física, el tabaquismo o reducir el colesterol.

Los ataques cardíacos y los ACV son las dos principales causas de muerte en Argentina. Se estima que en el país se producen entre 40 mil y 50 mil infartos al año, siendo la primera causa de muerte, con un promedio anual de 17 mil decesos. Los ACV son la segunda causa de mortalidad y la primera de discapacidad.

Por ello, los científicos han buscado distintas alternativas para combatirlas o contrarrestarlas, desde un cambio de hábitos con respecto a la dieta, aumentar la actividad física, no fumar y reducir el colesterol.

Pero ahora descubrieron una nueva forma de evitar infartos y accidentes cerebro vasculares: se trata de una nueva droga que promete “revolucionar” el tratamiento, al limitar la inflamación.

Un estudio científico publicado hace unos días en la revista New England Journal of Medicine asegura que se abre una nueva frontera para el tratamiento de estos padecimientos. El estudio probó el medicamento en miles de pacientes, incluido un grupo de cordobeses a cargo del especialista Alberto Lorenzatti, del hospital Córdoba.

Expertos independientes coinciden en que lograr un tratamiento por la vía inflamatoria puede ser revolucionario, aunque advierten que esta droga tiene un alto costo y algunos efectos adversos graves.

El fármaco se llama canakinumab y Novartis es la firma que financió el trabajo.

El estudio fue probado en 10 mil sobrevivientes de infartos con un nivel bajo de colesterol, pero con actividad inflamatoria crónica. Los resultados arrojaron una reducción del 15% en el riesgo de ataques al corazón y de ACV. Además, se bajó en más del 30 por ciento la necesidad de realizar intervenciones médicas como bypass o la colocación de stents.

Entre los efectos negativos, se encontró que en los pacientes tratados con esta droga no se mejoró la tasa de mortalidad, ya que el medicamento fortalece por un lado, pero debilita por el otro.

La inflamación es una respuesta del sistema inmune ante una herida o una infección, y como la droga antinflamatoria suprime parte del sistema inmune, uno de los efectos no deseados es el aumento en el riesgo de padecer infecciones graves. En el estudio, las muertes por estas infecciones empardaron a las que se evitaron con el uso de la droga.

Algunos expertos entienden que el fármaco no tiene el potencial para llegar al mercado, ya que posee estos efectos adversos, es muy caro (el costo en Argentina supera los 450 mil pesos) y hay otras drogas más seguras y baratas en estudio, como el metotrexato.

Compartir
Darío Rizzi
Cordobés, 30 años, Licenciado en Comunicación Social. Jefe de Redacción de la Edición General en Córdoba Times. Community Manager // Twitter: @dariorizziok // email: dario@cordobatimes.com