1 de cada 5 hombres padece problemas de erección

Los problemas de disfunción eréctil afectan a mas de la mitad de los varones mayores de 40 años. Boston Medical Group (BMG) celebra 20 años ofreciendo a sus pacientes las mejores alternativas médicas personalizadas para gozar de una vida sexual plena.

Los problemas de disfunción eréctil afectan a más de la mitad de los varones mayores de 40 años, según el Massachusetts Male Aging Study (MAAS), el estudio de referencia más importante sobre el tema a nivel mundial. Hoy está claro que no tienen absolutamente nada que ver con la masculinidad, y que las causas son en su gran mayoría orgánicas y están relacionadas con dificultades del aparato circulatorio. Factores de riesgo como la diabetes, la hipertensión arterial, el colesterol elevado y otros problemas que afectan a la salud general, están estrechamente relacionados con este problema.

Por tanto, la disfunción eréctil no es sólo un padecimiento por sí mismo, sino que puede ser un síntoma de una enfermedad crónica o asintomática subyacente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la disfunción eréctil como una enfermedad de clase III, perteneciente al mismo grupo que la artritis reumatoidea y con el mismo rango de severidad y discapacidad que la angina de pecho.

Apenas dos décadas atrás, cuando la disfunción eréctil –caracterizada por entonces bajo el equívoco término de “impotencia”– era un dilema sin solución y tema tabú en la sociedad, un grupo de pioneros inició el camino para ofrecer una solución eficaz y responsable al problema. Su resultado es Boston Medical Group (BMG), la mayor alianza de centros de salud a nivel mundial para el tratamiento de las disfunciones sexuales masculinas, que celebra 20 años ofreciendo a sus pacientes las mejores alternativas médicas personalizadas para gozar de una vida sexual plena, en el marco de la mayor confidencialidad y con el mayor respaldo científico y profesional.

Esta compañía que revolucionó el tratamiento de las disfunciones sexuales masculinas en el planeta, cuenta con 163 clínicas con presencia en 8 países, y en Argentina se encuentra en 17 ciudades con lugares de atención profesional.

BMG ya ha brindado solución a más de 1.200.000 pacientes de todo el mundo, ayudando a resolver sus problemas de disfunción eréctil o de eyaculación precoz, las dos principales dificultades que afectan a la vida sexual del varón y de la pareja.

La empresa creció y se consolidó gracias a su seriedad, su resultado y la satisfacción de sus pacientes, y cuenta con sedes en Argentina, Brasil, México, España, Colombia, Perú, Canadá y Estados Unidos.

“Hace veinte años, la edad promedio de los pacientes que acudían a consulta para resolver sus problemas de erección era de 55 años, y hoy el promedio de edad de nuestros pacientes es de 49 años, aunque afecta a hombres de todas las edades. Esto indica que el estilo de vida actual, el aumento de padecimientos como la diabetes, la hipertensión y los problemas de colesterol, así como el sedentarismo, y hasta el exceso de consumo de pornografía en internet, han causado que cada vez más hombres jóvenes empiecen a experimentar problemas en su erección”, señaló el Dr. Sergio Pusarelli, Director Médico del Boston Medical Group Argentina.

En 1997 Allan Hennings, Ramsay Sallis y Paul Sithi se comprometieron a buscar una solución confiable, segura y con aval científico al tema, y el 4 de julio de ese año atendieron en México a su primer paciente. Al año siguiente se realizaron los primeros tratamientos con esa misma metodología en los EE.UU.

Debido a que era un tema oculto y del cual no se quería hablar por el machismo que caracterizaba a la época, durante su etapa inicial de actividad del BMG inclusive era frecuente que los medios de comunicación se resistieran a publicar avisos y mensajes publicitarios de la empresa.

En la actualidad BMG, “no sólo ha aumentado la información sobre salud sexual masculina ofrecida a los pacientes, sino que éstos además son más conscientes de sus problemas y se animan a consultar con un especialista”.

Además de tratamientos farmacológicos personalizados tomando en cuenta cada una de las características de la persona y su estado de salud, cada centro cuenta con las tecnologías específicas más avanzadas para el diagnóstico y la terapia. Según los últimos estudios de referencia –realizados sobre más de 1.700 varones publicados en la revista médica The Journal of Urology–, por ejemplo, la Terapia de Ondas de Choque extracorpóreas –tecnología con la que cuentan los centros de BMG– permite el tratamiento exitoso y sin efectos secundarios del 80% de los casos de disfunción eréctil de origen vascular, y el 60% de los pacientes tratados con ella puede tener relaciones sexuales sin necesidad de medicación.

Estudios de BMG sobre sus pacientes con disfunción eréctil

  1. 1 de cada 5 hombres no puede alcanzar una erección plena. Esta erección es aquella que, partiendo del pene en posición horizontal sobre su pelvis, alcanza una elevación de 20 grados.
  2. El 36% tarda más de tres años en recibir tratamiento. Además, más de la mitad pasa al menos un año sin tratar el problema. Los principales motivos son la vergüenza y el miedo a consultar.
  3. La media de edad de los pacientes diagnosticados es de 56,2
  4. En el 90% de los casos se debe a factores orgánicos o físicos, sobre todo, relacionados con el mal funcionamiento del sistema cardiovascular por distintas patologías como diabetes, hipertensión o, por ejemplo, el abuso de sustancias tóxicas (alcohol, drogas o tabaco).
  5. El 10% se deben a causas psicológicas como la ansiedad o el estrés.
  6. El 40% de los pacientes fuma. La nicotina tiene un efecto nocivo a la hora de alcanzar una erección debido a su capacidad vasoconstrictora que altera la circulación de la sangre y, en consecuencia, también de los vasos sanguíneos del pene.
  7. El 66% de hombres de entre 36 y 45 años diagnosticados con disfunción eréctil consume alcohol de manera eventual.
  8. El 27% de los hombres adictos a la cocaína tiene complicaciones para conseguir una erección. Esto es debido a que la cocaína es un estimulante del sistema nervioso central que, además, actúa como vasoconstrictor reduciendo el flujo sanguíneo en venas y arterias.
  9. El 50% de los hombres diabéticos tiene problemas sexuales posteriores al diagnóstico. Además, este número aumenta con la edad, llegando a padecer disfunción eréctil un 95% de los pacientes diabéticos con 70 años.
  10. A partir de los 40 años, se estima que hay una pérdida anual del 1 al 2% de testosterona y al llegar a los setenta, la reducción puede llegar a superar el 30%. El descenso de esta hormona puede afectar al descenso de la libido o anular el deseo sexual. En el 72% de los casos de disfunción eréctil la falta de deseo es debida a los bajos niveles de testosterona.

Sobre sus pacientes con eyaculación precoz

  1. Un tercio de hombres de entre 26 y 45 años la sufre. Algunas causas, además del desajuste en la serotonina, pueden ser psicológicas o de aprendizaje, ya que existen factores como el nerviosismo o la tensión, relacionados con fallos anteriores y que provocan la eyaculación precoz.
  2. Uno de cada tres hombres padece eyaculación precoz primaria y solo el 25% de ellos acude a un médico experto. La eyaculación precoz primaria es la que ha estado presente durante toda la vida sexual del hombre, a diferencia de la secundaria, que se relaciona con la disfunción eréctil.
  3. El 80% de los pacientes llevan con el problema desde que se iniciaron en sus relaciones sexuales, siendo la media de edad de ellos de 43,5 años.

Más info en www.bostonmedicalgroup.com.ar.