Cuáles son las lesiones más comunes de los “Runners”

Muchas se deben a sobrecarga, poco descanso, malas elecciones o estiramientos insuficientes.

Conocer el cuerpo y reconocer las sensaciones y las alarmas puede evitar las lesiones. Pero cuando el dolor hace su aparición, es importante saber qué puede estar pasándole a nuestro cuerpo y entender el porqué. Correr es un deporte cíclico y de impacto, por lo que puede producir algunas de las siguientes lesiones, que se dividen entre la rodilla y el pie:

En la rodilla

1. Tendinitis rotuliana

Afecta al tendón de la rodilla, que se encarga de dar movilidad y estabilidad a la articulación. Se presenta con dolor sobre el tendón y en las articulaciones de anclaje y dificulta la movilidad. Es causada por correr en superficies duras, zapatillas en mal estado, calentamiento inadecuado, sobrecargas, aumento en la intensidad de entrenamiento sin progresión y correr por terrenos excesivamente irregulares.

2. Síndrome de la cintilla iliotibial

El rozamiento de la banda iliotibial sobre el epicóndilo lateral femoral con la flexión y extensión repetida de la rodilla durante la carrera provoca inflamación de la zona y dolor. Se manifiesta con dolor o molestia en la parte externa de la rodilla. Su causa es una sobrecarga continuada del piramidal y glúteo mayor, acompañado de tensión en el tensor de la fascia lata.

3. Distensión o rotura fibrilar

Es la rotura parcial o total de una o varias microfibrillas o fibras musculares. Sus síntomas son un dolor fuerte y repentino. Mediante palpación se aprecia un pequeño bulto o engrosamiento sobre el músculo afectado. Es causada por contracciones violentas, descompensaciones musculares, fatiga excesiva, ausencia de calentamiento o el impacto de un objeto.

En el pie

1. Fascitis plantar

Es la inflamación del tejido grueso de la planta del pie. Sus síntomas son dolor y rigidez en la zona del talón y en la planta del pie, en la que también se registra una sensación de quemazón. Es causado por un entrenamiento inadecuado, calzado inapropiado, terreno muy duro y mala pisada.

2. Neuroma de Morton

Es un engrosamiento del nervio interdigital entre el tercer y el cuarto dedo. Sus síntomas son dolor en la parte delantera del pie, detrás de los dedos, y entumecimiento, hormigueo y calambres. Es consecuencia de un pie plano, insuficiencia del primer metatarsiano, correr demasiado con la punta de pie y una zapatilla estrecha.

3. Esguince de tobillo

En el tobillo hay tres ligamentos que unen tibia, peroné y astrágalo. El dolor se genera después de un trauma, que puede producir desde elongación de los ligamentos hasta rupturas parciales o totales. Se caracteriza por dolores localizados, hinchazón y hematoma. Se produce por girar el pie más allá del límite impuesto por los ligamentos al correr por terrenos irregulares.

4. Fractura de metatarsos

Son micro roturas óseas que se producen por los impactos repetitivos de la carrera o por excesivas contracciones musculares. Consecuencia de un incremento de la carga de entrenamiento sin adecuada progresión, las superficies duras, el calzado inadecuado o de participar en muchas competiciones seguidas, su síntoma es dolor progresivo durante la carrera.

5. Periostitis tibial

Es la inflamación del periostio, membrana que protege la tibia. Produce quemazón en la zona interna de la espinilla y al presionarla duele. Es causada por calzado inadecuado, progresión desajustada de las cargas de entrenamiento, mala técnica de carrera, hiperpronación del pie y por correr en superficies demasiado duras.