Casi 7 millones de niños mueren en el mundo por malos hábitos higiénicos

En el marco del Día Mundial del Lavado de Manos, un especialista aconsejó medidas de prevención.

El lavado de manos es uno de los hábitos más importantes a la hora de prevenir enfermedades. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las males que se producen por una higiene incompleta son la tercera y cuarta causa de muerte en niños menores de cinco años en América, responsables del 9,5% de los fallecimientos.
Entre las enfermedades más comunes que se transmiten se encuentran la influenza, la neumonía y las enfermedades infecciosas intestinales: la OPS informó que alrededor de 190 mil niños fallecen en la región por estas causas.
A nivel mundial, las cifras no son diferentes. La falta de higiene afecta a todas las sociedades por igual, más allá del punto del globo en que se encuentren.
El último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló una problemática similar a la de América: anualmente en el mundo mueren 6.9 millones de niños menores de cinco años. La neumonía y la diarrea también son dos de las tres principales causas.
De 40 a 60 segundos, es todo lo que se necesita
“El ingreso de algún virus o bacterias a nuestro organismo puede producirse a través de alimentos o agua en mal estado o por el contacto con personas infectadas. Estos provocan una serie de síntomas absolutamente molestos y muy limitantes, entre los que se destacan las diarreas agudas,” explicó el médico gastroenterólogo José Tawil, miembro del Centro de Gastroenterología Diagnóstica y Terapéutica (Gedyt)
Más de 5.000 niños y niñas menores de cinco años fallecen a diario en el planeta como resultado de las enfermedades diarreicas. Las razones no siempre tienen que ver con un mal hábito, sino con la imposibilidad de llevar los buenos a cabo. Muchas de estas muertes se producen debido a agua contaminada y carencia de instalaciones de saneamiento básico.
“Es recomendable tomar muy seriamente cualquier episodio de gastroenterocolitis en los niños y adultos, consultando inmediatamente al médico y tomando medidas de prevención”, agregó Tawil, quien además es miembro de la Sociedad Argentina de Gastroenterología.
Según los especialistas de estas organizaciones, muchas personas alrededor del mundo se lavan las manos únicamente con agua en momentos críticos; mientras que solo el 24% lo hacen con un jabón desinfectante.
LOS MOMENTOS CRÍTICOS SON ANTES DE DESAYUNAR, ALMORZAR Y CENAR, DESPUÉS DE USAR EL BAÑO Y MIENTRAS SE TOMA UN BAÑO.
La incorporación del hábito podría hacer una gran diferencia. Por ejemplo, las cifras por muerte por diarrea bajarían en un 50% en los menores, si estuviesen acostumbrados a hacerlo varias veces por día.

Otros puntos a tener en cuenta:

  • Enjuagar correctamente las frutas y verduras
  • Refrigerar los alimentos
  • Solo beber agua de una fuente segura
  • Evitar el contacto con gente infectada
  • Acudir inmediatamente al médico ante la aparición de los primeros síntomas de diarrea