Liberaron al último detenido por el crimen de Lola

91

lola chomnalez2

El hombre dijo que él no conocía a la víctima y que los investigadores “están buscando un chivo expiatorio”, tras ser indagado por la Justicia quedó en libertad.

 

“No conocía a nadie, soy pescador y vivo bien, tranquilo”, afirmó este hombre, de barba y unos 35 años, al canal TN en momentos en que era ingresado al despacho de la jueza a cargo de la causa, Marcela López, en los tribunales del departamento de Rocha, Uruguay.

El pescador arribó al lugar a las 12.45 (hora local), esposado, con una remera tipo chomba y custodiado por un policía, y manifestó que estaba detenido porque, según él, los investigadores “están buscando un chivo expiatorio”.

Por su parte, Gustavo Bordes, uno de los abogados de la madrina de Lola, Claudia Fernández; y de la pareja de ésta, Hernán Tuzinkevich; dijo que para él ya quedó descartada la pista que apuntaba al entorno familiar.

A su turno, Jorge Barrera, abogado de la familia de Lola, dijo al retirarse del juzgado: “Es importante tener las pericias” para poder “llegar a la verdad”.

Al respecto, los investigadores aguardan los resultados de una serie de peritajes, entre ellos, los  análisis de ADN y de los teléfonos celulares de Lola y de otras personas interrogadas, entre ellas, su madrina, la pareja de la mujer y el hijo adolescente de éste.

Estas tres personas declararon ante la Justicia que vieron a la Lola por última vez el domingo después de almorzar cuando la víctima les dijo que se iba a caminar por la playa, aunque algunos testigos luego pusieron en duda esa versión y no descartaron que la desaparición se haya producido el sábado por la noche.

El cadáver de Lola Chomnalez (15) fue encontrado la tarde del martes pasado semienterrado en unos médanos cercanos a la playa de Valizas y de acuerdo a los forenses la adolescente murió por asfixia por sofocación y presentaba algunos cortes en distintas partes del cuerpo.