Alertan por riesgos de fórmulas caseras para tomar sol

Foto: marcobeteta
Foto: marcobeteta
Foto: marcobeteta

Jugos, gaseosas y aceites son algunos de los productos que se usan para acelerar el bronceado. ¿Cuáles son los peligros?

 

La Federación Argentina de Cámaras de Farmcia (Facaf), una entidad que nuclea a farmacéuticos de todo el país, recomendó “no utilizar fórmulas caseras que reemplacen a los bronceadores y protectores solares porque no protegen la piel y pueden causar efectos nocivos y daños graves a la salud de las personas”.

“Sólo se deben usar productos autorizados porque los preparados caseros como el jugo de zanahoria y de limón, aceite de oliva o germen de trigo y hasta gaseosas de color oscuro pueden originar lesiones severas, más aún en estos días en que la radiación ultravioleta ha llegado a niveles extremos”, alertaron.

La advertencia también fue lanzada desde la Sociedad Argentina de Dermatología, cuyas autoridades precisaron que “el sol va a resecar nuestra piel mucho más si nos exponemos indebidamente, es decir: sin protector solar y en excesiva cantidad de tiempo o en un horario no recomendado (el horario aconsejado es de 8 a 11 y de 16 a 18).

Al momento de hidratar, lo que importa es el vehículo (crema, gel, spray) del protector solar. Por ejemplo, si se trata de protectores en crema, hay algunos que actúan como hidratantes y reparadores, es decir, al aplicar el protector también hidratamos”.

El presidente de la FACAF, Miguel Lombardo, explicó que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) “ha autorizado más de 550 variedades de protectores solares que se pueden adquirir en las farmacias y cada uno con las indicaciones correspondientes, las exigencias sanitarias y acorde a las necesidades de los usuarios”.

De acuerdo al especialista, “no se puede improvisar en esta cuestión tan seria, ya que sabemos de personas que para obtener un bronceado apelan a fórmulas caseras o preparados que resultan sumamente peligrosos”.

“Recurrir a preparados conocidos como bronceadores caseros no garantiza un buen bronceado y a la larga no constituye un ahorro de dinero como se cree comúnmente”, sostuvo Lombardo, quien precisó además que estos productos “no contienen los elementos necesarios para proteger la piel y terminan resultando un trastorno para la salud”.

Según los especialistas, hay que recordar que el “daño solar es acumulativo e irreversible y se debe ser especialmente cuidadoso con los chicos, ya que el gran porcentaje del daño solar de una persona es el adquirido antes de los 18 años, por eso es muy importante la educación desde edades tempranas sobre los hábitos saludables de exposición solar”.