¿Cómo sabér si estás sometida?

146

PRE-someterse

Hay muchas mujeres que tienen una conducta de sometimiento con su pareja, producto del miedo a ser abandonadas, lo que las lleva a tolerar todo tipo de humillación y de violencia física, verbal, y o psicológica.

 

El temor a ser abandonadas por su pareja es tan intenso, que la persona prefiere aguantar los diferentes actos de humillación, degradación y manipulación, con el solo fin de que su pareja no las deje. La patología radica en que la persona prefiere tolerar cualquier tipo de maltrato antes que experimentar la sensación de abandono.


-Existen diferentes factores que intervienen en el miedo a ser abandonadas:

– Aspectos biológicos: vulnerabilidad genética; funcionamiento de las redes y circuitos neuronales;
– Experiencias tempranas infantiles: apego inseguro con las figuras dadoras de cuidado; situaciones de abandono; maltrato y o abuso sexual.
– Ambiente exigente o severo.
– Distorsiones cognitivas: la interpretación de los hechos de la realidad se hace de manera errónea. La persona piensa y siente que fue abandonada, cuando en realidad no sucedió…

Cuando el entorno es muy exigente, severo y perfeccionista, el sujeto siente que haga lo que haga nunca puede satisfacerlo y se siente culpable cuando no cumple. Esto puede dar lugar a una personalidad insegura y muchas veces complaciente con los demás, donde primero están las necesidades de los otros y después las propias. El individuo no defiende sus derechos.

Las conductas de sometimiento que se observan en muchas mujeres se pueden explicar mediante la Teoría de los “Esquemas Tempranos Inadaptados” de Young, que tiene que ver con pensamientos y emociones disfuncionales aprendidos en la niñez y que se mantienen en la vida adulta. Los mismos no se ajustan a la realidad y son con los que la persona interpreta los hechos del exterior. Por ejemplo, para aliviar el miedo al abandono, aparece la interpretación, “si hago todo lo que el otro desea no me va abandonar”. La mujer piensa que si se somete y deja de lado sus necesidades y prioriza las del otro, no va a ser abandonada.

En la mayoría de los casos éstas mujeres no se separan de su pareja porque no pueden dejarla, no pueden vivir sin él porque sienten que si la pareja no está, se mueren de angustia y tristeza y no pueden tolerar dicho dolor. Por eso tienden a justificar y a minimizar el maltrato que reciben y se culpan a ellas mismas por las acciones del otro. “Me gritó y me insultó porque yo no planché la camisa que me pidió, me lo merezco por ser una tonta”. La relación gira en agradar y complacer al otro dejando de lado sus propias necesidades. Esto lleva a la mujer a que su autoestima esté cada vez más baja.

Una de las Técnicas que se aplica en la Terapia Cognitiva para poder modificar aquellos pensamientos y emociones que perturban a la persona, es la Reestructuración Cognitiva.


Algunas estrategias que se utilizan son:

– Pensar que lo que uno siente (miedo al abandono y no poder tolerarlo) no coincide con los hechos de la realidad. Eso significa que lo que uno se imagina, siempre es peor que lo que realmente pasa en los hechos reales.

– El sujeto no pierde nada en intentar revertir la situación que está viviendo ya que no va a estar peor de lo que está en ese momento.

– La persona tiene derecho a tener una buena calidad de vida y a poder expresar lo que piensa y siente, es decir, a tener en cuenta sus propias necesidades.

También existen otras alternativas como asistir a grupos de autoayuda que trabajen de forma específica dicha problemática.

Fuente: Psicólogo Santiago Gómez – Director de Decidir Vivir Mejor y del Centro de Psicología Cognitiva.

Consejo de la Mujer

Dirección: Colón 297, Córdoba Capital.

Teléfono: 54-0351-4341355/56
E-mail: consejodelamujer@consejodelamujercba.gov.ar
Web: www.consejodelamujercba.gov.ar