Especies venenosas en Córdoba: “no tema pero tome precauciones”

29659

Todos los años, entre octubre y marzo, aumentan notablemente las consultas por accidentes con alacranes y otros animales ponzoñosos como arañas o serpientes. Esto se debe a que la gente realiza en épocas estivales mayor número de actividades al aire libre. Y también a que  estas especies son más activas en los meses de calor.

Alacranes: en los últimos años se ha reportado un crecimiento poblacional de la especie Tityus trivittatus, que tiene en su extremidad caudal una glándula que produce una poderosa toxina neurotoxica. El mismo se ha convertido en una amenaza, ya que se comporta como un habitante natural de los hogares cordobeses, en los cuales se ha diseminado, entrando por resumideros y cañerías de desagüe, principalmente. También es común encontrarlo debajo de tablones de madera, escombros en los patios.

Tityus trivittatus

Existen alacranes que no son venenosos, pero desgraciadamente son los menos comunes, y se distinguen por poseer sus pinzas mas engrosadas que los peligrosos  (como si fueran dos guantes de boxeo)

Cuadro comparativo entre especie venenosa vs, inofensiva

Los peligros dependen del tipo de animal involucrado, de la edad de la persona afectada y la cantidad de veneno inoculado. Por esto, resulta de gran importancia reconocer al animal que causó la picadura o mordedura a fin de orientar al médico tratante, así como recurrir rápidamente al hospital más cercano.

Laura López, del área de Epidemiología del ministerio de Salud provincial, comenta que se reportan muchos más casos de accidentes con alacranes que de otros arácnidos y ofidios.

“Las mamás generalmente se alarman más y consultan por una picadura de alacrán y no por una de araña”, explica la profesional. Sin embargo, “tanto uno como el otro caso deben ser tratados como emergencias y motivar consultas inmediatas, para que sea el médico quien decida qué terapéutica seguir”, aclara.

Víboras

¿Cuántas clases de serpientes existen en Córdoba?
La provincia de Córdoba, con su variedad de ambientes (bosques, áreas montañosas, depresiones salinas, ambientes acuáticos y extensas planicies cultivadas) alberga una rica y diversa fauna. En el caso de las serpientes, existen 35 especies que incluyen boas, culebras, viboritas ciegas, y las verdaderas víboras venenosas.
De la totalidad de estas especies, sólo cinco resultan de importancia médica, por la gravedad de sus mordeduras. Dentro de las serpientes consideradas venenosas, se diferencian claramente dos grupos o “familias”:

1. Las vulgarmente conocidas como “yarará” y “víboras de cascabel”(Familia Viperidae), caracterizadas  por su cuerpo robusto y con dibujos geométricos de trazos bien definidos, cabeza grande y de forma ligeramente triangular con un cuello evidente, y ojos con pupilas verticales. En ellas se destaca la presencia de una cavidad o foseta en ambas mejillas (por detrás de los orificios nasales), que utiliza para detectar sus presas.

Dentro de este grupo encontramos en Córdoba a las siguientes especies:

  • la Yarará chica (Bothrops diporus),
  • la Yarará Grande o Víbora de la Cruz (Bothrops alternatus),
  • la Yarará ñata (Bothrops ammodytoides)
  • la Cascabel (Crotalus durissus)

2. La conocida como “coral” (Micrurus pyrrhocryptus) (Familia Elapidae), serpiente delgada, con el cuerpo rodeado de anillos completos de colores negro, rojo y amarillo o crema. Es importante observar que la verdadera coral posee dos bandas claras dentro de cada banda negra.

VIBORAS VENENOSAS DE CORDOBA

Contacto: Centro de Zoología Aplicada-UNC. Tel. (54-351) 4332054/5 int. 106
Arañas
Los arácnidos  de la Provincia de Córdoba que pueden llegar a ocasionar accidentes graves son dos:
Arañas venenosas
Especie: Latrodectus mactans  
Descripción: Es la mundialmente famosa denominada “viuda negra”, mide hasta 1,25 cm de cuerpo y no es agresiva. Sus mordeduras son causadas en un 95% por accidentes. 
Habitat:
Campos secos, rastrojo, maíz, lino, rincones, ladrillos huecos, macetas, etc.
Veneno:
Neurotóxico 
Síntomas:
Dolores, espasmos musculares, transpiración y mareos.
Tratamiento:
Suero antilatrodectus 
Riesgo de vida:
En niños y ancianos que no son tratados dentro de las 6hs. 
No se debe:
Agitación, aplicar sueros no específicos.

Especie Loxosceles spp:

La araña de rincón es principalmente nocturna, viéndose incrementada su actividad en noches veraniegas calurosas y con luna. Si bien es activa durante todo el año, su vitalidad disminuye con la llegada del frío. Por ello sus lugares predilectos durante el día son los rincones oscuros, de los que sale para cazar. Esta especie de araña se esconde en lugares polvorientos y poco aseados como, por ejemplo, bajo los tanques de gas, detrás de cuadros, cornisas, librerías o en los armarios, especialmente con ropa.

Una forma de detectar su presencia es gracias a la existencia de exoesqueletos, dejados por la muda de la araña detrás de cuadros, cornisas, etc. Un sólo individuo puede llegar a dejar tres mudas antes de alcanzar su tamaño adulto. Otra manera es mediante su telaraña que tiene un diseño desordenado e irregular, y generalmente se localiza en perfiles en forma de ángulo recto (esquinas), donde teje una red horizontal en forma de hamaca, corta. De color blanco y algodonosa, es poco efectiva para la caza aérea de insectos. Un solo individuo detectado implica al menos dos individuos presentes.

Es sin dudas la más tóxica y peligrosa. Es una araña cuya mordedura puede causar la muerte, siendo, incluso, más peligrosa que la conocida como viuda negra. El cuadro anafiláctico producido por el veneno se llama loxoscelismo. El mayor problema es que cuando una persona ha sido mordida por una de estas arañas, presenta un cuadro clínico que en muchas ocasiones no es detectado hasta tiempo después de que es hospitalizado.

Consejos útiles

Los animales ponzoñosos suelen esconderse o anidar en lugares como piedras, árboles, cuevas, resumideros, huecos en la pared o el piso, entre otros. Es importante seguir las siguientes recomendaciones:

– No caminar descalzo

– No introducir pies o manos en huecos de árboles, piedras, cuevas o nidos

– Sacudir la ropa y zapatos antes de vestirse, y la ropa de cama antes de acostarse

– Separar las camas de la pared

-evitar dejar ropas tiradas y arrugadas en el suelo

– Observar el piso del baño antes de bañarse,  ( es muy común observar alacranes en los baños)

-Tomar los trapos de piso con cuidado, descartando que en el envés o algún doblés del mismo se encuntre refugiado un alacrán.

– Cubrir con tela metálica los resumideros de toda la casa

– Usar botas de caña alta (de cuero o goma gruesa) cuando se transite por el campo

– Mantener limpio y ordenado el interior del hogar y libre de malezas una superficie amplia alrededor de la casa o campamento

– No acumular leña, ladrillos o escombros cerca de la vivienda

– En los campamentos, cerrar bien las carpas durante las horas de descanso y de paseo. Mantener acomodadas las mochilas, bolsas de dormir y otros elementos

– En las zonas serranas, se recomienda no sentarse en pircas o acampar cerca de ellas.

Más información

Otros datos pueden requerirse en el área de Epidemiología del ministerio de Salud de Córdoba, al teléfono-fax: (0351) 434-1543/44. También al siguiente correo electrónico: epidemiologiacordoba@gmail.com. El teléfono de guardia es el (0351) 153-463803, con atención las 24 horas.

Además puede solicitarse información al Centro de Zoología Aplicada de la Universidad Nacional de Córdoba. E-mail: zoologia@efn.uncor.edu; www.efn.uncor.edu/zoologia.

Algunos de los hospitales de referencia en Córdoba Capital son los siguientes:

Hospital de Niños

Bajada Pucará esquina Ferroviarios

 (0351) 458-6455

Hospital Rawson

Bajada Pucará 2025

(0351) 434-8755/56

Hospital Infantil

Lavalleja y Góngora

(0351) 4708800

Nuevo Hospital San Roque

Bajada Pucará – ex Hosp. Ferroviario

(0351) 434-8771

Hospital Pediátrico del Niño Jesús

Castro Barros 650

(0351) 4346060

En el interior de la provincia, se recomienda comunicarse con los hospitales provinciales y municipales de las diferentes localidades.