El dólar perforó los $ 16, el valor más alto en la era Macri

Cotizó a $16,10 para la venta en el segmento minorista, 22 centavos más que el último cierre; el aumento se produjo en un contexto de recuperación de la demanda y retracción de la oferta.

El dólar volvió a subir en la rueda de hoy, tras el aumento cercano al 1% que registró ayer, lo que llevó a la cotización de venta al público a $16,10, según el promedio de las principales entidades bancarias que realiza el Banco Central (BCRA). Marcó así un nuevo máximo histórico, al superar los niveles que había alcanzado en medio de la última corrida, a fines de febrero.

La tesis oficial es que un dólar un poco más alto debiera ayudar a aliviar al sector exportador sin tener impacto inflacionarios

Esto se da en un contexto de recuperación de la demanda y retracción de la oferta, al observar el mercado que el Gobierno ensaya un giro en su política económica, en un intento por asegurar la reactivación, que lo lleva a quitarle “premios” a los tenedores de pesos (bajó de 26,75 a 24,75% la tasa de referencia en el último mes) a la vez que inyecta más liquidez al mercado.

El ajuste de precios tuvo su correlato en los mercados de futuros que este mediodía ya se negociaban los contratos a vencer a fin de año a $ 16,16 cuando la expectativa hasta hace apenas dos semanas era que -para ese entonces- no superaría los $ 15,80.

“Claramente, hay un preventivo desarme de posiciones especulativas en pesos, que se habían armado bajo el supuesto de un tipo de cambio estable o a la baja, y un aumento en la demanda de dólares. El contexto internacional juega pero lo que cambió la tendencia del mercado fue comprobar que el BCRA ha rebalanceado prioridades, es decir, un factor local”, explicó un cambista.

El despertar de la divisa es en buena medida auspiciado por el Gobierno donde se observó con inquietud que el tipo de cambio volvía a apreciarse y resignar competitividad al quedar rezagado en la ola de devaluaciones que disparó en el mundo el denominado “Efecto Trump”. La tesis oficial es que un dólar un poco más alto debiera ayudar a aliviar al sector exportador sin tener impacto inflacionarios, ya que se trata del regreso a valores nominales que la divisa ya había tocado hace 10 meses.

La referencia alude a los máximos de $ 16.07 y 16,05 que había alcanzado el billete a comienzos de marzo en medio de un atisbo de corrida que obligó al BCRA entonces a sacrificar US$ 237 millones de las reservas para contener su precio y volver las tasas de interés de referencia del mercado al 38% anual, el nivel al que las había colocado en diciembre al terminar con el cepo para desalentar la demanda de divisas en un contexto de reservas muy escasas.