Empresarios dicen que la Argentina realiza cambios que alientan la inversión

Así lo hicieron en el panel de apertura del Foro de Inversión y Negocios en Argentina que se lleva a cabo en el Centro Cultural Kirchner.

El CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, afirmó que uno de los grandes desafíos que tienen los empresarios es darle empleo a los cuatro millones de trabajadores que están en la informalidad y llamó a la reflexión a los líderes sindicales en cuanto a la necesidad de avanzar en esa dirección.

“Necesitamos generar más y mejor empleo para que cuatro millones de personas puedan ingresar al mercado formal de trabajo y los sindicatos deberían entender esto; no tenemos que pelear por el salario de algunos sino por el empleo de muchos”, señaló Rocca.

Rocca compartió el estrado con el presidente de la multinacional Dow Chemical, Andrew Liveris; el director ejecutivo para América Latina y el Caribe de Toyota, Steve St. Angelo; el vicepresidente de IBM, Bruno Di Leo; y el director ejecutivo del holding publicitario WPP, Martin Sorrel.

Liveris indicó que era la primera vez que vez que venía a la Argentina y se mostró entusiasmado por las posibilidades que se abren para explotar “yacimientos gasíferos”.

Según el líder de Dow, a partir de la asunción de Mauricio Macri, se vislumbró una suerte de despedida de las burocracias: “Este Gobierno está comenzando con la reforma fiscal, ahora vemos la alfombra roja”, explicó.

“Necesitamos certezas en materia de políticas energéticas, también con la cuestión impositiva, pero no debemos olvidarnos de todo lo relativo a la educación”, añadió Liveris.

Dow opera en la Argentina a través de sus subsidiarias Dow AgroSciences Argentina S.A., Dow Química Argentina S.A., Rohm and Haas Argentina S.R.L. y PBBPolisur S.A. y cuenta con distintas unidades productivas y de negocios, con plantas y oficinas distribuidas en las provincias de Buenos Aires (Bahía Blanca, Capital Federal, Colón y Zárate) y Santa Fe (Puerto General San Martín y Venado Tuerto).

Por su parte, el peruano Bruno Di Leo, recordó que vivió “un buen tiempo en la Argentina” y posicionó a IBM como “el exportador más importante de tecnología informática de Argentina al mundo”.

“Vamos a invertir para lograr tecnología de punta, pensando no sólo en la modernización sino también en el ecosistema”, aseveró Di Leo.

El inglés Martin Sorrel se mostró cómo el panelista más optimista, destacando la calidad de la marca Argentina en el contexto internacional y particularmente en Latinoamérica.

“Argentina, en algunas mediciones y comparaciones que vemos los empresarios, es tan importante como Brasil. Nosotros empleamos a 7.000 personas en Argentina y 190.000 en todo el mundo”, manifestó el empresario.

En tal sentido, ponderó el “capital humano y la capacidad creativa” del pueblo argentino, a la vez que vaticinó que, más allá de la “volatilidad que genera la inflación, el Gobierno está alentando a mejorar la confianza en todo el mundo”.

Finalmente, el brasileño, Steve St. Angelo, hombre fuerte de Toyota en la región, aclaró que la empresa japonesa siempre confió en la Argentina, aún en los momentos más difíciles.

“Antes exportábamos solamente a Paraguay y Brasil y recientemente anunciamos que nos expandiremos a toda Sudamérica y América Central, lo que nos permitirá crecer un 15%”, destacó el empresario del sector automotriz.

En cuanto a su estrategia para mejorar los negocios de Toyota en la Argentina, indicó que su slogan para el comercio en la región siempre es el mismo: “Todos tienen que actuar como una familia y jugar en equipo”.