La inflación del IPC-Congreso registró un 2,9% en junio

167

Lleva un acumulado en el año del 27%, mientras que en los últimos 12 meses presenta un índice del 45,3%.

El costo de vida registró en junio un avance de 2,9 por ciento, según el índice denominado IPC-Congreso, que dieron a conocer los bloques de diputados nacionales del Frente Renovador y del Frente Amplio Progresista.

De esta forma, en lo que va del corriente año la inflación muestra un acumulado del 27,1 por ciento, mientras que en los 12 últimos meses registra una suba de 45,3 por ciento.

El 2,9 por ciento de junio representa una baja en relación al índice de mayo, que había sido del 3,5 por ciento.

En los primeros seis meses la inflación registró un promedio mensual de 4,1 por ciento; y con el 27,1 significa más del doble que la del primer semestre de 2015 (12,1 por ciento).

Desde diciembre de 2015 la inflación acumula el 31,9 por ciento. Alimentos y bebidas (creciendo en torno de 2,6 por ciento) y las subas en prepagas explicaron dos tercios de la inflación del mes, explicaron los autores del informe.

El informe fue difundido por los equipos del Frente Renovador, integrantes del bloque UNA, encabezados por Sergio Massa, Marco Lavagna y Graciela Camaño junto a diputados de la oposición como Margarita Stolbizer (GEN), Victoria Donda (Libres del Sur) y Alicia Ciciliani (Socialista).

“Los legisladores nacionales que elaboramos el IPC Congreso saludamos la reanudación de la publicación de índices de precios por parte del Indec, un derecho fundamental para todos los ciudadanos y un insumo básico para el diagnóstico, diseño y evaluación de políticas públicas”, señalaron los diputados mencionados a través de un comunicado de prensa.

Y agregaron: “No obstante los primeros indicios de credibilidad que ha mostrado el dato inicial, seguiremos calculando y publicando el IPC Congreso por un lado para contar con mediciones interanuales de inflación”.

“Además, en pos de brindar un respaldo adicional de probada confianza en la población de una variable indispensable para cada uno de los ciudadanos como es la dinámica de los precios al consumidor”, remarcaron.

En cuanto al impacto de la inflación en la AUH y la jubilación mínima, son conocidos sus efectos nocivos tanto en el funcionamiento macroeconómico como por sus impactos redistributivos, señala el informe.

Asimismo, estos elevados niveles de inflación obligan a poner la lupa en los sectores más afectados por su estructura de ingresos fija y acotada, como son los beneficiarios de la asignación universal por hijo y los beneficiarios del haber mínimo jubilatorio, agrega.

Según el IPC Congreso, la elevada inflación registrada en los últimos 7 meses (31,9% desde el pasado diciembre) ha significado una reducción en el poder de compra de la AUH de 105 pesos y del haber mínimo jubilatorio de 540 pesos.

De no mediar ninguna medida compensatoria, hacia fin de año los beneficiarios sufrirán en promedio un ajuste en su poder adquisitivo superior al 7 por ciento, caída que puede ser evitada con un haber suplementario excepcional.

El costo fiscal de la medida alcanzaría a 16.500 millones de pesos, monto similar a las exenciones del Impuesto a las Ganancias sobre intereses de depósitos en entidades financieras y de obligaciones negociables percibidos por personas físicas incluidas en el Presupuesto para el ejercicio vigente.

Al igual que en mayo, las autoridades del Frente Renovador decidieron difundir el informe sin realizar conferencia de prensa.