La empresa de software Globant invertirá 1200 millones de pesos en el país

42

El Presidente Macri, presente en el anuncio, destacó la creación de 5000 nuevos puestos de trabajo en la empresa, durante los próximos cinco años.

En un contexto en que el clima social empieza a tensarse ante la preocupación por la disminución de las fuentes de trabajo, el presidente Mauricio Macri continuó hoy sumando anuncios de inversiones que semanas atrás hicieron varias compañías de peso. Después de Toyota, Fiat, Bidgestone e Irsa, entre otras, fue el turno de la tecnológica Globant, que anunció un plan de desembolsos por 1200 millones de pesos en el país, para los próximos cinco años.

En un acto realizado después del mediodía en las oficinas del bajo porteño, al que asistió el presidente acompañado del ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el responsable de la cartera de Educación, Esteban Bullrich, el CEO de la compañía argentina, Martín Migoya, detalló que el desembolso duplicará la cantidad de empleados -“Globbers”- con los que cuenta actualmente a nivel global.

Además, precisó que las inversiones se distribuirán en forma federal, como demuestra la compra de un inmueble en Tucumán donde se crearán 300 nuevos puestos de trabajo, y el proyecto de inaugurar un edificio modelo en Tandil, para alojar a 500 profesionales, lo que implicaría duplicar la plantilla actual en esa ciudad del interior bonaerense.

La firma, que salió a la bolsa en 2014 y hoy tiene una capitalización de mercado de 1190 millones de dólares, es considerada uno de los emprendimientos estrella (o “unicornio”) de la región. De allí los elogios que recibió de la ex presidenta Cristina Kirchner tiempo atrás. Hoy, ante el actual presidente, Migoya destacó: “Venimos de un país en que la creación de empresas ha sido limitada, y eso se tiene que modificar, para que una compañía pueda nacer en una reunión en un bar”, como, según contó, surgió Globant. A eso apuntó Macri. “Para resolver el problema del empleo hay que apelar a la innovación y no a la arbitrariedad”, señaló, en alusión a los proyectos “anti despidos” de la oposición, apoyados también por las centrales sindicales CGT y CTA, que avanzan en el Congreso.

El anuncio de inversión llega a respaldar el argumento oficial contra los que proclaman la “emergencia ocupacional”, en momentos en que una de las iniciativas se debate en el Senado.

Migoya, uno de los cuatro fundadores de la compañía exportadora de servicios que opera en distintos mercados del mundo, subrayó la incidencia del nuevo contexto: “El plan de inversión se sustenta en una realidad distinta, tras haber salido del default después de 15 años”. Eduardo Elsztain, presidente del grupo Irsa, y Cristiano Rattazzi, titular de Fiat Argentina, y Marcos Galperín, fundador de Mercado Libre, entre otros grandes empresarios, lo aplaudieron desde el público. Algunos de los presentes habían sido convocados por el presidente la semana pasada, para pedirles más inversiones y que cuiden los empleos.

“La Argentina puede competir de igual a igual con cualquier país, pero con reglas del juego claras, que nos hagan creíbles”, dijo Macri. Aún así, detrás del pago a los fondos buitre, la inversión extranjera en economía real se hará esperar. Como en este caso, el desembolso de una firma local constituye una noticia favorable en el camino de la restitución de la confianza.

El CEO de la tecnológica puso énfasis en cinco condicionantes del desarrollo del sector: “Convencer a los jóvenes de que estudien carreras duras. En Asia, 60% las elige; en América latina, apenas 12%; el desafío de la competitividad, y no específicamente del tipo de cambio, sino de otros factores; la inflación, para lo que creo que se están haciendo cosas positivas; la ley de software, donde hay muchísimo por mejorar, y la ley de emprendedores”, enumeró.