El massismo propone compensar a las pymes que tomen personal

La semana anticipa un enfrentamiento entre oficialismo y oposición por la intención de frenar los despidos. Bloques no macristas avanzaron días atrás con proyectos que establecen la declaración de la emergencia ocupacional, con la prohibición de echar personal y la pena de una doble indemnización. El Gobierno se confesó dispuesto a frenar la medida. Incluso a vetarla.

En ese escenario de conflicto, el Frente Renovador saldó las diferencias internas sobre el tema y preparó una iniciativa para incentivar el empleo. El sistema es claro: premiar con concesiones impositivas a quienes contraten mano de obra.

La propuesta lleva el nombre de Sostenimiento del Empleo y Fomento del Empleo PYME, los detalles se ultimaron en una reunión que mantuvo la plana mayor del espacio en la tarde de ayer, con Sergio Massa a la cabeza.

Fuentes del massismo explicaron que, de ser sancionada por el Congreso, la medida permitirá sumarse al plan a aquellas Pymes que hayan mantenido o incrementado su planta de trabajadores en relación a la situación que había en noviembre del año pasado.

Según el proyecto, las empresas que incrementen el número de personal podrán descontar un salario mínimo vital y móvil (SMVM) por cada trabajador nuevo. Si además el contratado tiene entre 18 y 25 años, o más de 40, el beneficio es de un SMVM y medio.

Tras el encuentro en el que se pulieron los detalles de la iniciativa, Massa recorrió la fábrica productora de autopartes Cozzuol ubicada en General Pacheco y pidió opinión a los trabajadores. Los escoltas que llevó no fueron elegidos al azar: eran los diputados Facundo Moyano y José Ignacio De Mendiguren. El primero, del ala sindical, había coqueteado con la propuesta de una doble indemnización; el segundo, de extracción empresarial, la rechazó de plano. Ahora parecen haber encontrado un punto de concordia.