Argentina cerró el 2015 con un déficit de $ 291.660 millones

La suma equivale al 5,4% del PBI informó el Ministerio de Hacienda y Finanzas. La ayuda del Banco Central al Estado se reducirá al 25,6%.

Las cuentas del Estado Nacional cerraron el 2015 con un déficit primario de 291.660 millones de pesos, equivalente al 5,4% del Producto Interno Bruto, informó hoy el Ministerio de Hacienda y Finanzas.

Tras esta fuerte caída y en medio de un contexto internacional adverso en materia de comercio y de menores ingresos impositivos por modificaciones en lo que respecta a exportaciones de granos, manufactura industrial y minería, desde la cartera que conduce Alfonso Prat Gay ratificaron las previsiones que dan cuenta que durante el corriente año las cuentas del Estado cerrarán con un déficit de 4,8% del PIB.

El corriente año las cuentas del Estado cerrarán con un déficit de 4,8% del PIB.

“Este es un año de transición, en el que se están reacomodando las diferentes variables económicas, pero estamos seguros que vamos a cumplir la meta del (déficit) de 4,8% del PBI”, dijo esta tarde el jefe de Gabinete de la Secretaría de Política Económica, Vladimir Werning.

En declaraciones efectuadas a la prensa en el Palacio de Hacienda, Werning dijo que si bien “algunos desde la ortodoxia pueden tildar de gradualista” al ajuste que se viene implementando desde que asumió la nueva administración, este año se reducirá en 1,6 puntos del PIB el monto destinado a los subsidios que principalmente se dirigen a la zona de Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Además, la ayuda del Banco Central al Estado se reducirá al 25,6% de la Base Monetaria, equivalente a alrededor de 160.000 millones de pesos, contra una expansión que estuvo en torno al 33% entre el 2012 y el 2015, y que a fines del año pasado alcanzó el 38%.

En este contexto, el Ministerio de Hacienda y Finanzas mantiene la pauta de una inflación en torno al 20 y 25% para todo este año. Pero más allá de las proyecciones, lo cierto es que las cuentas del gobierno nacional terminaron 2015 con un déficit primario del 5,4% del PIB, un rojo de 291.660 millones de pesos, unos 123.250 millones más que el año anterior.

En un comunicado de prensa, el Ministerio de Hacienda y Finanzas precisó que “el incremento del déficit primario reflejó un crecimiento de los recursos primarios en 286.580 millones de pesos, con un crecimiento del 31,6% interanual, el cual resultó inferior a la suba del gasto primario en 409.860 millones (38,1%)”.

Si el déficit fiscal no fue mayor obedeció a que las rentas de la propiedad aportadas por el Banco Central llegaron a 78.120 millones de pesos, frente a 70.110 de millones del 2014, mientras que las de la Anses ascendieron a 52.200 millones frente a 46.800 de millones del año previo.

Prat Gay había estimado que el déficit rondaba 5,8% del PIB, “el mayor de los últimos 30 años”.

Además, las cuentas nacionales arrojan otra pérdida para el 2015: la deuda flotante, que se mantiene con proveedores, ascendió a 56.540 millones de pesos, el 1,1% del PIB, cuando en el 2014 se acercaba a los 13.000 millones, el 0,3%.

Desde la Secretaría de Hacienda, que dirige Gustavo Marconato, también se informó el resultado fiscal de enero del 2016, el cual registró un déficit de 548 millones, un 90% más bajo que el mismo mes del año pasado.

“No siempre habrá bajas tan espectaculares”, advirtió Werning, quien explicó que la contabilidad “mes a mes puede mostrar grandes fluctuaciones, y lo importante es ver del desarrollo en el mediano plazo”.

Las rentas de la propiedad en el primer mes del año fueron de $ 2226 millones en el caso de la Anses, frente a $ 4613 millones de hace un año, mientras que en ninguno de los dos ejercicios se registraron giros del Banco Central.

El comunicado de la cartera económica destacó que “al incorporar al análisis el ingreso por rentas financieras recibidas del FGS y BCRA y pagadas por servicio de intereses de la deuda, el resultado financiero registró un déficit de 282.170 millones, verificándose así un deterioro de 159.570 millones respecto a enero de 2015”.

Del lado de los recursos, se detalló, “fue determinante en términos acumulados la mayor recaudación por Contribuciones a la Seguridad Social, Valor Agregado y Ganancias”, mientras que del lado del gasto primario primó “la suba interanual del gasto primario se distingue por las variaciones en Prestaciones de la Seguridad Social y Remuneraciones”.

Compartir
Mariano Javier Pepa

Director General – Tec. en Gestión de Medios Masivos de Comunicación – Diseñador Web