Daniel Scioli cerró su campaña en el Luna Park y en la TV

83

El candidato oficialista cerró su campaña con un doble golpe de efecto: por la tarde se presentó en el mítico estadio porteño y realizó una promesa resonante; sobre el filo de la medianoche irrumpió en ShowMatch y le pidió al jurado un puntaje “de primera vuelta”.

Fue una verdadera carrera contrarreloj: en apenas cinco horas, Daniel Osvaldo Scioli encabezó un multitudinario evento en el Luna Park y dijo presente en tres programas de televisión, que en realidad fueron cuatro, si se suma la entrevista grabada que le dio a CNN en español.

“Tengo una energía inagotable”, se ufanó el Gobernador que sueña con ser Presidente, satisfecho porque –contra todos los pronósticos- se dio el gusto de cerrar su campaña junto a su amigo Marcelo Tinelli en ShowMatch. “Pensé que no venía”, dijo el conductor de TV que lucha por presidir la AFA. El encuentro -fuera de agenda- fue un espaldarazo mutuo para las aspiraciones de ambos, que hizo detonar las redes sociales y le puso un broche de oro a la campaña electoral.

En los siete minutos que duró su paso por ShowMatch (debía ir después a TN), Scioli aprovechó para pedir puntajes “de primera vuelta”: en una obvia referencia al porcentaje de votos que necesita para evitar el ballotage, le solicitó a Marcelo Polino “un 41”, mientras que a Ángel de Brito lo invitó a darle “un 25 a Mauricio Macri, así estamos tranquilos”.

DANIEL SCIOLI EN SHOWMATCH.mp4
Daniel Scioli estuvo en el piso de ShowMatch

La promesa económica fue justamente el tema más comentado en el acto que se realizó en el estadio Luna Park: “Es lo que esperábamos todos los trabajadores, la bomba que anunciaban los gurúes que pronosticaban el apocalipsis en realidad era esto, la suba del Mínimo no imponible”, celebró un eufórico Antonio Caló al finalizar el evento. “Esta medida es una muestra del ADN que tendrá el próximo Gobierno”, aventuró Gustavo Marangoni en declaraciones, mientras apuraba el paso para salir por la calle Bouchard.

La Cámpora también dijo presente, a pesar de las especulaciones que se hicieron en la semana sobre un distanciamiento del sciolismo por la conformación del potencial futuro gabinete nacional: Eduardo “Wado” de Pedro, Andrés Larroque y Mariano Recalde se dieron una vuelta por el Luna Park, aunque no se expusieron demasiado; algunos por decisión personal, otro –el caso del Cuervo- porque cuando llegó ya no había sillas disponibles y se vio obligado a ver todo el acto desde el backstage del escenario al que se peleaban por subir diversos políticos y artistas.

La exaltación de la gente -potenciada por la presentación en vivo de Ricardo Montaner- provocó un episodio confuso: sobre el final del evento, Scioli se dio un verdadero baño de masas y terminó mezclado entre la gente, un poco por decisión propia y otro tanto porque decenas de personas lo tironearon hasta que lograron que bajara del escenario para absorberlo entre abrazos que inquietaron a la gente de seguridad. “No se cayó del escenario, se tiró al sector Campo y después subió a saludar al público de la platea”, le aclararon a desde el entorno del candidato.

Mientras atronaba el “se siente, se siente, Scioli Presidente”, minutos antes de las 20 el actual Gobernador se refugió en su tráiler de campaña para tomar aire y prepararse para completar ese furioso sprint final. Sí, sobre el epílogo de la carrera electoral, el líder de la ola naranja pasó de la euforia del Luna Park al abrazo con Tinelli, en un doble golpe de efecto que –confía- le dará el empujón que necesita para desembarcar en la Casa Rosada.

Compartir
Mariano Javier Pepa
Director General - Tec. en Gestión de Medios Masivos de Comunicación - Diseñador Web