Scioli prometió sumar gobernadores a su gabinete y dio nombres para Economía

75

El candidato presidencial del Frente para la Victoria habló ante empresarios en el Consejo Interamericano de Comercio y confirmó que Miguel Bein y Miguel Peirano conformarán su gabinete económico en caso de llegar a la Casa Rosada. Descartó pedir ayuda financiera al FMI.

En una charla ante empresarios, Daniel Scioli descartó que vaya a pedir ayuda financiera al Fondo Monetario Internacional, en caso de acceder a la presidencia de la República.

Asimismo, confirmó que los economistas Miguel Bein y Miguel Peirano integrarán su próximo gabinete, en caso de convertirse en Presidente.

Luego de la polémica abierta dentro del propio oficialismo por el conflicto con los fondos buitre, el candidato presidencial del Frente para la Victoria habló durante un almuerzo del Consejo Interamericano de Comercio y prometió que “nunca más vamos a volver a pedirle ayuda financiera al Fondo”.

“Néstor canceló, marcó el camino de cancelar esas deudas para no volver a caer en lo mismo”, agregó.

Además, aseguró que él sabe “lo que hay que hacer” para incentivar el crecimiento económico, y planteó como camino alternativo a solicitar préstamos a organismos de crédito internacionales “atraer inversiones extranjeras, repatriar capitales y aumentar las exportaciones”.

El candidato presidencial por el oficialismo anticipó hoy que varios de los mandatarios provinciales que terminan su gestión en diciembre integrarán su eventual gobierno.

Si bien no reveló más nombres, el mandatario bonaerense adelantó que se blindará para “asegurar la gobernabilidad y la institucionalidad”, pero rechazó de plano volver a tomar créditos del FMI.

“Yo sé lo que hay que hacer y cómo hacerlo. Puedo garantizar  gobernabilidad, institucionalidad. Soy el candidato que detrás tiene una organización política: el Partido Justicialista. Y tengo un grupo de numerosos gobernadores”, añadió.

Prometió que “viene el tiempo del federalismo productivo y voy a trabajar en forma coordinada con cada gobernador, y varios que terminan su mandato van a estar en mi gestión, no se puede desperdiciar la experiencia que han tenido notables resultados”.

Según el candidato presidencial, la agenda que se viene “va más allá del kirchnerismo y antikirchnerismo”, dado que hay que ocuparse ahora de “la agenda del desarrollo industrial” y de resolver el conflicto de la deuda externa.

“Vamos a tener la voluntad de seguir negociando con firmeza, con tenacidad y abiertos a que podamos, en condiciones justas y equitativas, finalizar algo que ha condicionado a la Argentina: la deuda”, completó.