De la Sota llevó sus propuestas a Mendoza

57

El Gobernador de la Provincia de Córdoba estuvo hoy en Mendoza y aprovechó el recorrido para difundir sus propuestas presidenciales ante la audiencia cuyana. Los puntos claves en su discurso versaron sobre la reducción de impuestos, la Justicia independiente y la inversión social. 

José Manuel De la Sota quiere ser Presidente e intentará llegar al Sillón de Rivadavia con el espacio Unidos por una Nueva Argentina (UNA). Para alcanzar el objetivo necesita dar a conocer sus propuestas de Gobierno, y de esto se encargó durante éste fin de semana en Mendoza.

El actual Gobernador de Córdoba, quien hasta el momento se medirá en las PASO con el Líder del Frente Renovador Sergio Masa, prometió una reducción significativa de impuestos, una Justicia independiente y una gestión sin fueros.

“Es necesario tener una justicia independiente. Quiero ser un Presidente sin fueros, porque ya soy un gobernador sin fueros. Si a mí me cita un juez, me tengo que buscar un abogado, como cualquier hijo de vecino”, sostuvo el precandidato.

De la Sota habló también de la corrupción, sosteniendo que “no basta con llevar a los sospechosos ante la Justicia”. “Es necesario hacer transparentes las cuentas del Estado a través de Internet, para que cualquier ciudadano pueda ver cuánto y en qué se gastó el dinero que paga en impuestos”, propuso.

Definiéndose a sí mismo como “un peronista social cristiano”, aseguró también que “mantendrá y mejorará la Ley de Asignación por hijo y que  habrá una ley de aprendizaje para crear empleo a jóvenes de 16 a 25 años”.

Refiriéndose  a su plan económico, el candidato sostuvo si propuesta de rebajar un 30 por ciento la carga impositiva. “Los que no bajan los impuestos son los que no saben administrar”, expresó. “Yo no prometo que voy a bajar los impuestos. Yo los voy a bajar, y lo voy a cumplir porque ya lo hice cuando fui electo gobernador de Córdoba en 1998”, cerró.

Durante su intervención ante la Universidad de Aconcagua, concluyó que la inversión social sana “tiene que tener en cuenta cinco grandes ejes: proteger a la familia, ofrecer educación de calidad, enseñar a los jóvenes a trabajar, darles la oportunidad del primer empleo y concentrar los subsidios al empleo y a la producción para dinamizar la economía”.

“La gente no quiere que nadie le regale nada: lo que quiere son oportunidades de crecer y respetarse a sí misma”, aseguró.

Imagen:  Paulo Páez / diario UNO