Qué hacer con los pesos en épocas de inflación

Subirse a las ofertas en cuotas, pero sin reventar la tarjeta de crédito, y apostar a acciones petroleras, entre las opciones para enfrentar el aumento generalizado de precios.

Ganarle a la inflación es el partido que todos juegan día a día y, más allá de las contradicciones sobre la estadística (algunos índices privados proyectan 30 por ciento anual de aumento de precios), las opciones para invertir se multiplican.

Metros cuadrados. Apostar por el real estate es una de las posibilidades más tentadoras para quienes tienen un importante capital ahorrado. “El metro cuadrado de construcción, en términos de dólar, está en uno de los momentos más baratos”, explicó Gabriel Holand, autor de Invertir y ganar es posible, aunque nadie dijo que fuera fácil (Ediciones B, 2014), y profesor de la Universidad de Palermo, a Apertura.com. En ese sentido, Holand advirtió que, quien invierte en ladrillos para luego vivir de rentas, “tiene que afilar el lápiz”, porque si bien se mantiene el capital en términos de inversión, el “retorno es bajo”.

Primero pienso, luego compro. Las 12 cuotas sin interés y hasta el plan del Gobierno nacional de productos en 18 pagos despertaron, desde hace tiempo, las ganas de consumir. Pero apurarse y comprar “porque sí” puede desembocar en un error para el bolsillo. “Aquel que tenga consumos postergados, que los haga”, destacó Holand, a la vez que aclaró: “No te compres tres televisores porque sí, pero si tenías en mente cambiar el auto o encarar una reforma hogareña, hacelo”.

Hora de invertir. “La deuda soberana argentina está bastante cara por expectativas –poco realistas- sobre el cambio de gobierno. Conviene mirar a los títulos que se indexan por el costo de vida, pese a que los números del Indec no sean los más confiables”, aseguró Holand. Las opciones recomendadas para invertir son el Bonar 2015, Bonar 2018 y, para los que desean riesgo, el bono 2021 de la provincia de Buenos Aires. “Si soy un inversor con riesgo, apuesto por ese bono provincial, y me siento a esperar que mejore su valor de capital. Muchos dudan sobre su pago, pero hay que analizar que, si el estado nacional paga, la provincia paga”, arrojó el autor.

Las acciones, mientras tanto, son un párrafo aparte, porque a Holand no lo convence el rally del Merval, que ya cruzó los 12.000 puntos. “Las acciones, como concepto, van a sufrir en el corto plazo, porque hubo un optimismo excesivo por parte de los operadores que apuestan a los activos argentinos pensando que el cambio de gobierno será más amigable, pero nadie lo sabe”, propuso Holand. Entonces, ¿a qué acciones apuntar? “Como inversor de largo plazo hay apuestas interesantes, como YPF, y otras derivadas de servicios petroleros, como Tenaris”, consideró.

Compartir
Mariano Javier Pepa
Director General - Tec. en Gestión de Medios Masivos de Comunicación - Diseñador Web