Ese es el nombre de la investigación que realizó la Universidad Nacional de Córdoba en relación a cómo eligen a los candidatos políticos los ciudadanos.

Para sorpresa de muchos, los seres humanos emitimos nuestros votos según nuestro contenido emocional y afectivo, dándole un lugar totalmente secundario a la ideología o partido político.

Con motivo de este año electoral, la UNCiencia rescató  un artículo que refleja los resultados de un estudio en el área de psicología política para entender cuáles variables tenemos en cuenta para elegir a determinado candidato.

Este estudio fue realizado a 350 personas de entre 18 y 65 años en las últimas elecciones. A los mismos se les suministraron cuestionarios de forma individual, oral, voluntaria y anónima, durante cinco días previos a las elecciones del 2011. Las preguntas giraban alrededor de a quién votarían, con quién se siente identificado y aspectos como confianza institucional, intensidad afectiva, eficacia política, interés, conocimiento político, entre otros.

Los resultados fueron que si bien en algunos escenarios la elección es racional, la mayoría muestra que las decisiones son tomadas rápidas e inconscientemente. “La gran mayoría de la gente no vota porque cree en una propuesta o plataforma política, ni por su posicionamiento ideológico, porque piense que el candidato es de derecha o izquierda. Nada de eso funciona”, explica Silvina Brussino, directora del proyecto e investigadora del CONICET.

Así, expresiones como “me cae bien”, “me gusta”, “me parece simpático” o “me parece seguro” denotan lo que en Psicología se conoce como intensidad afectiva, que puede ser positiva o negativa, según el tipo de emoción que se trate. Para evaluar esta variable, se registran qué sentimientos  positivos (interés, entusiasmo, esperanza y euforia), o negativos y ansiógenos (amargura, resentimiento, odio, desprecio, miedo y preocupación) generan en el ciudadano determinado candidato.

Los políticos, sus gurús mediáticos y especialistas de marketing lo saben y se aprovechan de ello en la contienda del voto.

Otro factor importante es la creencia de que esa persona está capacitada con resolver tus problemas. este fenómeno recibe el nombre de eficacia política externa

Además, es importantes destacar que es el único estudio dentro de la psicología política realizado en Córdoba y sólo se realizaron algunos más en la Universidad Nacional de Buenos Aires.

Para ver la nota completa o saber más al respecto aquí.

Compartir
Twitter: @triniayan // email: trinidadayan@cordobatimes.com