El ministro Axel Kicillof apuntó a las entidades financieras que “se quedaron sin comisiones” por la ampliación de ayer del Bonar 24

14

Insistió en que hay un complot internacional en el que según él también participan fondos buitres y calificadoras de riesgo. Y cargó otra vez contra los medios.

 

El ministro de Economía, Axel Kicillok, criticó el tratamiento que le dieron los medios a la noticia sobre la emisión de deuda que hizo el gobierno de u$s1415 millones en Bonar 2024 y dijo, al referirse a los bancos “que se quedaron sin comisiones”, que “deben de estar bastante calentitos porque la emisión se hizo” sin su intermediación.

Kicillof señaló que le “sorprendió” que los diarios no le dieron el lugar ni la importancia a la noticia sobre la emisión de deuda que se hizo ayer -que El Cronista ubicó como su nota principal en la portada de hoy-.

Y opinó que los bancos “deben estar bastante calentitos” porque la emisión se hizo sin ellos y se “quedaron sin las comisiones”.

“Se había instalado la idea de que, por la pelea con los buitres, supuestamente Argentina está descolgada del mundo y no teníamos acceso al mercado de crédito internacional de bonos”, cuestionó y sostuvo que, con la emisión de ayer -al 8,956%- “el mito de que no hay financiamiento para el país es lo primero que se cayó”. “Fuimos a buscar 500 millones de dólares y tuvimos una oferta por 1900”, apuntó.

En tanto, recordó como los fondos buitre y las calificadoras internacionales habían “boicoteado y piqueteado” a la colocación de deuda que se hizo ayer; en particular se refirió a la decisión de Moody’s de rebajar, el lunes, la nota de la deuda argentina bajo ley local: “Las calificadoras de riesgo hicieron una amenaza directa a los inversionistas”.

Al hacer foco en los medios “opositores” sostuvo que “fue muy alevoso como algunos  reprodujeron más el intento extensivo de los fondos buitre que lo exitoso de la colocación”.

En diálogo con radio Del Plata, el ministro cargó también contra los “economistas y opositores”: “Antes decían que no nos prestaban, ahora dicen que nos prestan caro, están cansados de correr el arco”, cuestionó el ministro, que también cargó contra las calificadoras y los analistas desde su cuenta de Twitter.