De la Sota lanzó su pre candidatura a presidente

114

El lanzamiento de un libro autobiográfico “Quiero y Puedo”, sirvió al gobernador de la provincia para dar a conocer su plataforma. Hubo una nutrida presencia de dirigentes del Frente Renovador en la presentación.

Tras atender la urgencia que provocó la lluvia en su terruño, el gobernador retomó su agenda electoral y presentó un compendio de propuestas para meterse de lleno en la discusión por la Presidencia.

El teatro Astros de la ciudad de Buenos Aires se tiñó esta tarde de púrpura y amarillo, los colores que identifican al cordobés en esta campaña.

Julio Bárbaro, el ex interventor del Comfer, fue el encargado de la presentación. De la Sota presenció el escenario en un impecable traje gris y una corbata celeste. La prolijidad del peinado se iría aflojando con el correr de un discurso enérgico, que duró unos 40 minutos y dedicó a referirse a su gestión en Córdoba, a su idea de país y también a diferenciarse de otros aspirantes al Sillón de Rivadavia. “No soy igual“, afirmó. Hablaba de Mauricio Macri y de Daniel Scioli, blanco recurrente de sus críticas.

El gobernador se refirió a su par bonaerense -con quien mantiene un diálogo cordial, como reconoció en reiteradas ocasiones- ser el promotor de un “continuismo mediocre” del kirchnerismo y acusó al líder del PRO de buscar una “alternativa retrógrada y vengativa” asociada a los ’90. Entonces aseguró ser dueño de una propuesta “superadora” del “péndulo maléfico” que representa, según evaluó, “la ortodoxia económica neoliberal” y el “aventurerismo económico”.

Entre los asistentes, estuvo José Schiaretti, quien pretende sucederlo, y otras figuras, como el boxeador Fabio “La Mole” Moli. El jefe de la Uatre, Gerónimo Venegas, dueño del sello FE, que acoge la candidatura del gobernador, y también concurrió el gastronómico Luis Barrionuevo.

“Este libro no es una autobiografía. Es un desahogo de un hombre que por más dificultades y luchas que tuvo cree cada vez más en el destino, en la política y en las fuerzas de las ideas”, dijo el único orador del evento. Luego abundó en promesas y metas: estabilidad monetaria, disminución de la inequidad, productivismo inclusivo, reducción de hasta el 30% de le presión fiscal y seguridad, algunos de los ejes de un programa que dijo tener el “coraje” de cumplir.