Gobierno anunció el pago anticipado del Boden 2015 y emisión de Bonar 2024 por u$s 3.000 millones

El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció el pago anticipado y voluntario del Boden 2015 entre el 10 y 12 de diciembre y la emisión de Bodar 2024 por u$s 3.000 millones. “Vamos a cortar toda especulación y dar certidumbre a los inversores”, afirmó al justificar la medida. 

 

“La Argentina paga y tiene los recueros, siempre y cuando el bonista quiera cobrar”, agregó. En ese marco, remarcó que los tenedores de ese bono tiene tres opciones: retener el título y cobrar el año que viene, cobrarlo la próxima semana en efectivo y si quieren volver a adquirir nuevos Bonar 2024 o canjerarlo por Bonar 2024.

El bonista que decida de cobrar ahora recibirá u$s 97 por cada u$s 100 , en tanto que 2015 recibirán u$s 107 por cada u$s 100. Para los que desean canjearlo, informó que después de recibir en efectivo el interés, se cambiarán los Boden 2014 por 99,7 de Bonar 2024. Como medida complementaria, anunció la emisión de u$s 3.000 millones de Bonar 2024 para los que cobraron y desean volver a invertir en títutlos públicos.

Kicillof explicó que los vencimientos previstos para 2015, con los de 2017, constituyen de los más grandes en los últimos 10 años y hasta 2032. “El Estado nacional antes se veía imposible de cumplir con esos vencimiento, y hoy este es un paso más en la política de desendeudamiento hasta llegar a los u$s 2.000 por año”, afirmó, pero remarcó que el año que viene vence u$s 6.700 millones de Boden 2015 entre capital e intereses.

“El rendimiento, lo que ganan, alguien que compra el Boden 2015 es mayor, tiene una tasa de interés en dólares de 13%, con 9,75% del que vence en el 2024”, reveló y apuntó contra los especuladores. “No es una cuestión de incertidumbre política, sino que tiene que con el ataque de los fondos buitres, por la presión que ponen los tribunales de Nueva York están tratando de poner en deuda si la Argentina puede pagar los vencimiento del año que viene y se refleja en los rendimientos totalmente inexplicables: da más interés algo que vence dentro 10 años, que lo que vence el año que viene”, sostuvo.

“Especulan que se pueda pagar o no, que la Argentina puede tomar deuda o no, y es parte de maniobras especulativas para sacar una diferencia y eso se refleja en las operaciones mediáticas”, advirtió, y aseguró que la decisión es “cortar toda especulación y dar certidumbre a los inversores”.

“La Argentina paga y tiene los recueros, siempre y cuando el bonista quiera cobrar”, agregó. “Si no aceptan este pago, demuestran que era una especulación”, completó. Y remató: “Queremos cortar las acciones especulativas y las acciones de los fondos buitre que generan incertidumbre”.