De la Sota anticipó que habrá “retoques” en el impuesto Inmobiliario Urbano

18
Foto Twitter: @laprofeliberty
Foto Twitter: @laprofeliberty
Foto Twitter: @laprofeliberty

El gobernador admitió la suba y se la atribuyó a la inflación. Evalúan alternativas para que las familias de bajos ingresos no se vean afectadas. La Provincia pondrá en marcha una “moratoria” para el pago para deudas impositivas.

 

Esta mañana, el gobernador de la Provincia de Córdoba, José Manuel De la Sota, inauguró una rotonda en el cruce de las rutas provinciales E-55 (Córdoba-La Calera) y U-113 (Camino Intercountries).

Tras dejar habilitada la obra, De la Sota admitió que habrá “retoques” en el Inmboliario Urbano, Rural y Automotor para 2015, por la inflación y en las propiedades de mayor valor.

Antes de reunirse con el directorio del Banco de Córdoba y grandes clientes de esa entidad, el mandatario cordobés habló sobre el presupuesto que enviará a la Legislatura y la política impositiva.

En un principio dijo que “no hay aumentos de impuestos”, pero “habrá correcciones que tiene que ver con la modificación, por la inflación, de la base imponible de los bienes”.

Todavía no se precisó de cuánto será el incremento de la tasa, pero aclaró que “no habrá aumento de alícuota ni creación de nuevos impuestos”.

El gobernador dijo que para aquellas familias de clase  media y media baja que se encuentran en una situación compleja, por tener ingresos bajos, se evalúan algunas alternativas para que no se vean afectados por estas medidas.

A su vez, el Gobierno de la Provincia pondrá en marcha dos planes de facilidad de pago para deudas impositivas. Esta especie de “moratoria”, tendrá dos variables y abarcará todo tipo de impuestos y también ingresarían las multas de la Policía Caminera.

La misma será bastante amplia, permitiendo el pago en hasta 36 cuotas y una reducción de hasta el 70 por ciento del recargo para el pago en efectivo de deudas viejas (hasta el 31 de diciembre de 2013); y para las cuotas de impuestos provinciales vencidas este año, se podrá abonar de contado con un descuento de 50 por ciento en los recargos o hasta en 12 cuotas, sin condonación y un interés de 1,5 por ciento.