Dudas y contradicciones sobre la salud de Cristina

10

cristina ny

Capitanich había dicho el viernes que estaba “extraordinariamente bien”. Pero ahora completaría al menos una semana de reposo. No hubo nuevo parte oficial.

 

¿No sabe o no conesta? La escueta información que dio esta mañana el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, sobre la reprogramación de un acto en la provincia de Chaco por la faringitis de Cristina, quien asistiría a ese evento, volvió a mostrar dudas y contradicciones acerca de la salud de la Presidenta.

La nueva saga comenzó el viernes, bien temprano, cuanto ante los rumores de que Cristina estaba concurriendo a la clínica Favaloro a hacerse un chequeo, Capitanich dijo en su conferencia de prensa habitual en la Casa Rosada que la Presidenta se encontraba”extraordinariamente bien de salud y muy activa en el trabajo diario y cotidiano”. Para esta fecha se cumple un año de laoperación por la “coleccón subdural crónica”, para retirarle una hematoma del cerebro. Por las dudas, el chaqueño aclaraba que la información sobre la salud presidencial la debía dar el vocero Alfredo Scoccimarro.

La seguridad con que Capitanich buscó tranquilizar a la prensa, esa mañana, se esfumó poco después, cuando un parte de la Secretaría General que conduce Oscar Parrilli, advertía lo siguiente: “La Unidad Médica Presidencial informó que la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner sufre un cuadro de faringitis, debiendo guardar reposo durante 48 hs. Por tal motivo, la Secretaría General de la Presidencia anunció que se reprogramará el acto en homenaje a Arturo Jauretche previsto para mañana”.

Fué el último parte oficial sobre el tema, al menos hasta las 10 de hoy. En Casa Rosada dijeron a este diario que antes del mediodía habría alguna precisión y así fue: la Secretaría de Comunicación Pública desmintió al jefe de Gabinete y anunció que Cristina viajará al Chaco el jueves. No irá mañana miércoles al Teatro Argentino de La Plata y mantendrá actividad oficial este martes en Olivos.

Por el reposo sugerido el viernes, se esperaba que la Presidenta reapareciera ayer. Este diario intentó confirmarlo el domingo y ayer, sin respuesta. Entonces, se comenzó a hablar de una extensión del reposo. Pero Capitanich le puso un límite al reposo. Adelantó que el jueves, Cristina iría a su provincia para encabezar un acto. Al menos esta vez, el jefe de Gabinete abrió el paraguas: “A excepción de cambio de último momento”, aclaró. También ayer se informaba en Casa Rosada que la Presidenta iría mañana a un acto en la ciudad de La Plata, para celebrar los 37 años de Abuelas de Plaza de Mayo.

Ya es la segunda vez en el año en que una faringitis se prolonga más de lo previsto y, con poco información oficial, se generan dudas. A principios de julio, en este caso una laringo faringitis obligó primero a la Presidenta a suspender un viaje a Paraguay, pero luego se extendió y también se canceló su presencia en la celebración por el Día de la Independencia. Tampoco pudo ir a la final del Mundial de Fútbol que se jugaría días después en Brasil, entre la Argentina y Alemania. Dilma había invitado a Cristina y a Merkel al evento.

Durante ese episodio, desde la Unidad Médica Presidencial trascendió que la inflamación en las vías aéreas podía deberse a temas psicosomáticos, como un cuadro de estrés.

De todos modos, los incidentes más graves con la salud de la Presidenta que también generaron especulaciones, fueron el falso cáncer de tiroides, a fines de 2011, y la hematoma subdural de hace un año. Dos meses antes había sufrido un traumatismo de cráneo que nunca había sido informado.

Si bien la oposición en general buscó no sumarse a la polémica, sí lo hizo a fines del año pasado y principios del actual, cuando Cristina pasó largas vacaciones en el Sur, luego de los graves episodios con saqueos, en medio de una extendida protesta policial. En aquel entonces,Capitanich dejó otra frase para la historia: “La Presidente puede gobernar desde la Casa Rosada, Olivos o desde El Calafate”.