Boudou enfrentaría un nuevo procesamiento por adquirir un auto con papeles falsos

boudou1

El juez Claudio Bonadio ya habría tomado la decisión de inculpar al Vicepresidente. Este miércoles el funcionario deberá presentarse y prestar declaración indagatoria, luego de postergarla en dos oportunidades.

 

El vicepresidente, Amado Boudou buscará desactivar la próxima semana un nuevo procesamiento ante la Justicia Federal. A diferencia de lo que ocurre en el caso Ciccone, el presunto delito esta vez no está asociado a la corrupción en la gestión del Estado, sino a una irregularidad de índole privada: la inscripción de un vehículo adquirido con documentación falsa.

Según informaron altas fuentes de la causa al diario Perfil, la orden de procesamiento ya está siendo escrita por Claudio Bonadio, el juez que está a cargo de ese expediente. Ahora bien, todo dependerá de la estrategia que el Vice presentará el próximo miércoles, cuando concurra ante el magistrado y preste declaración indagatoria.

El funcionario está acusado de haber registrado un auto usado con documentación apócrifa. Se trata de un Honda modelo 92, comprado por Boudou hace más de 20 años. El problema surgió a partir de un cambio de radicación, en la que se introdujeron datos falsos en el trámite y la provisión de un domicilio inexistente. También se detectó que la firma de Boudou en el formulario era falsa, entre otras irregularidades formales.

Las desprolijidades en el registro del automotor se cometieron en 2003, mucho antes de que el compañero de fórmula de Cristina estuviera en el Gobierno.

Complican a Boudou también sus explicaciones contradictorias en relación al origen del auto. El funcionario declaró ante la Oficina Anticorrupción que el Honda Civic lo adquirió el 1º de julio de 1992. Sin embargo, según reconstruyó Bonadio, el vehículo ingresó al país en agosto de 1992, por lo que no podría haber estado en propiedad del vice un mes antes de esa fecha. El importador nacionalizó el coche ese año, y lo vendió a otro hombre de la localidad de Moreno. Ese comprador revendió la unidad en 2003, por lo que Boudou recién habría adquirido el vehículo ese año.

Para Bonadio, Boudou mintió sobre la fecha para evitar dividir el valor del auto usado como bien ganancial luego de su divorcio, en 1998. En 1992, todavía era soltero.

La sospecha está en que, si bien los trámites se realizaron mediante un gestor, el Vicepresidente está involucrado porque se habría beneficiado con el trámite irregular. Ahora bien, Boudou asegura que su ex pareja Agustina Seguín era quien usaba el vehículo y quien encargó la diligencia al gestor, por lo que recién supo de las irregularidades luego de ser denunciado.

Fuente: Infobae