En 2013 se fueron u$s 24.000 millones por turismo, autos y energía

18

cc050314f001i11

Los números oficiales del Banco Central muestran que la salida de dólares de las reservas por más de u$s 12.000 millones guardó una fuerte relación con los déficit de los distintos sectores. Argentinos en el exterior demandaron más de u$s 10.000 millones al BCRA. El rojo automotriz superó los u$s 8.000 millones y el de energía, los u$s 6.000 millones.

 

Ingresos. Egresos. Saldo. La cuenta no puede fallar: si entran más dólares que los que salen, alguien tiene que financiar el resto de los billetes estadounidenses. Ese gran bolsillo de última instancia se llama Banco Central. El 2013 cerró con una fuerte caída de reservas en más de u$s 12.000 millones. Este dato, confirmado por el reporte del Banco Central sobre la Evolución del Mercado Único y Libre de Cambios y Balance Cambiario, abre un interrogante a futuro.

Una parte relevante de esta salida de dólares puede explicarse por el rubro turismo. Los argentinos que viajaron al extranjero, le demandaron al Banco Central la friolera de u$s 10.324 millones, en la sumatoria de paquetes y pasajes. En el mismo período, el Banco Central sólo recibió u$s 1.785 millones de ingresos registrados, lo que arroja un déficit de u$s 8.700 millones.

Para los especialistas, este punto es central por dos motivos: por un lado, porque evidencia la fuerte demanda de dólares a partir de las posibilidades de muchas familias de capitalizar la cotización diferencial del dólar y los valores atractivos en términos comparativos. Por otro lado, porque queda en evidencia que, producto de la brecha existente entre el dólar oficial y el blue (hoy en el 50%), el grueso de los turistas que llega al país decide cambiar sus dólares en el mercado informal, por lo que esos dólares nunca llegan a las arcas del Central.

Una parte de este déficit provino de los gastos con tarjeta. En rigor, fueron unos u$s 2.600 millones versus los u$s 1.200 millones que habían demandado los argentinos a sus bancos (y éstos al Banco Central) en 2012, en el que se calcularon también las compras de artículos en sitios web del exterior.

De todas formas, en la apertura de las sesiones ordinarias en el Parlamento, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó que en diciembre volvió a crecer el turismo receptivo y que el país volvió a marcar números positivos en lo que respecta a la balanza de ingresos y egresos por turismo.

““En diciembre hemos vuelto a tener una balanza turística con saldo positivo de 71 millones de dólares, pero además creció el número de argentinos que decidieron vacacionar en el exterior””, señaló Fernández.

Autos

Pero dólares no sólo demandó el turismo. La industria automotriz y el boom de la compra de autos importados también explican parte de la salida de dólares. El déficit de este rubro arrojó en 2013 un récord de u$s 8.178 millones, unos u$s 1.300 millones más que en el año anterior. Así, el sector registró importaciones de piezas, insumos y unidades terminadas por u$s 19.579 millones en el año 2013, un 13% más que en 2012 y equivalentes al 25% del total de importaciones por 73.505 millones de dólares. Según el BCRA, “estos valores ubican al automotriz nuevamente como el principal sector importador de la economía argentina”.

Del otro lado del mostrador, esta industria también contribuyó con un importante volumen exportado, por u$s 11.401 millones en un año. En rigor, después del complejo cerealero y oleaginoso, se trató del segundo sector con mayores ingresos por cobros de exportaciones de bienes, con un récord sectorial que superó en 9% al del año anterior. Eso sí: en el Banco Central esperan con ansias la llegada de la liquidación de exportaciones del agro.

La factura de la energía también pesó

Si se toman los rubros por separado, el de la energía fue el tercero en el ranking de aquellos que provocaron una fuerte salida de dólares. Para 2013 fueron u$s 6.500 millones de déficit, con importaciones por u$s 12.412 millones, que se vieron compensadas por los u$s 5.934 millones registrados por cobros de exportaciones del sector petróleo, un 10% menores que en 2012. El agro, por su parte, lidera los ingresos por exportaciones, reafirmándose como un sector clave. Aunque el sector de oleaginosos, aceites y cereales totalizó en 2013 ventas por unos u$s 26.979 millones, un 13% menos que en 2012, ya que se exportó menos maíz y trigo por la caída de precios y cupos de exportación de biodiesel a la Unión Europea.