De la Sota: “Los cordobeses estamos tristes por el paro docente”

escuela

“Nos hubiese gustado empezar las clases como correspondía. Hicimos bien los deberes, tuvimos una paritaria exitosa y le dimos a los docentes el aumento más importante de la Argentina”, señaló el gobernador en Los Cedros, en el inicio al ciclo lectivo 2014.

El gobernador José Manuel de la Sota aseguró sentirse “triste, al igual que todos los cordobeses”, en relación al paro de 48 horas decretado por el gremio docente a nivel nacional (Ctera) y que repercutió en Córdoba, con la adhesión de los maestros cordobeses nucleados en la Uepc.

“Hicimos un gran esfuerzo dándole a los docentes de Córdoba el mayor aumento educativo salarial del país”, dijo el gobernador en la mañana de hoy en el IPEM 334 anexo en Los Cedros, donde presidió el acto de inicio del ciclo lectivo 2014.

“La posición del gremio docente es una solidaridad mal entendida. Se puede hacer solidaridad dando una clase alusiva explicando el reclamo de docentes de otras provincias que no han conseguido lo que los docentes cordobeses sí. Diciéndole a los chicos que respaldan a sus colegas, pero dando clases”, continuó el mandatario.

Asimismo, el gobernador explicó que en la Provincia el aumento de un docente inicial de grado y sin antigüedad fue del 35 por ciento y de un 32 por ciento de promedio para el resto del personal educativo. “Es un gran esfuerzo que hace el pueblo de Córdoba y que exige por parte de los docentes un compromiso con la educación”, agregó.

Al referirse al ausentismo, De la Sota expresó: “Yo eliminé el presentismo, pero les pido a los maestros que no nos defrauden faltando, y todos nos pongamos a trabajar para mejorar la educación”.

De la Sota sostuvo que desde la Provincia se cumplió con lo rubricado, mientras que algunos sindicalistas hacen “viejo sindicalismo de una solidaridad mal entendida y que ha llevado a esta situación en Córdoba”.

Finalmente el Gobernador tuvo un párrafo aparte para las familias de los alumnos: “Hay que recuperar la autoridad familiar, la autoridad docente. Les pedí a los padres que recuperen la alianza con los docentes. Que dejen de hacer demagogia con los hijos, porque no le dedican tiempo y dejan que hagan cualquier otra cosa. Hay que ayudar que los docentes corrijan a nuestros hijos. Nosotros les confiamos buena parte de la educación a ellos, tenemos que confiar en ellos”.