El déficit de las provincias crecería en un 120% y se duplicarán las necesidades financieras

8

cc030314e002i12.jpg_1133152783

Luego de un favorable 2013, este año será difícil para el conjunto de las jurisdicciones. El rojo fiscal treparía a $ 23.659 millones y deberán conseguir $ 48.000 millones.

Luego de un 2013 muy favorable para las finanzas provinciales respecto de los números registrados en ejercicios anteriores, este año las jurisdicciones volverán a dar un paso atrás.Las menores expectativas de ingresos sumadas al incremento en el gasto previsto por mayores incrementos salariales dará como resultado un salto de 120% del déficit fiscal que obligará a los gobiernos provinciales a conseguir financiamiento por unos $ 48.000 millones, el doble que el año pasado.

De acuerdo con el escenario base planteado en un informe de la consultora Economía & Regiones en 2014 las erogaciones se acelerarán del 29,9% al 31,6%, mientras que el ritmo de variación de los ingresos caería del 32,5% al 29,5%. De convalidarse esta proyección, las variables provinciales presentarían una brecha negativa por primera vez desde 2011.

A nivel de ingresos, la consultora no vislumbra espacio para nuevas reformas tributarias, que fueron el eje el año pasado para la mejora de la recaudación propia. Las transferencias por coparticipación observarían un comportamiento similar al de 2013, ya que las mayores expectativas inflacionarias aumentarán la recaudación del IVA y compensarán los menores ingresos por caída de actividad. Los giros discrecionales tenderán a ajustarse debido a la crítica situación del Tesoro nacional, aunque esa merma podría ser compensada por el impacto positivo que la mayor devaluación tendrá sobre las regalías petrolíferas, metalíferas y el Fondo Federal Solidario (más conocido como fondo sojero).

Paritarias

Por el lado del gasto, la clave será el resultado de las negociaciones salariales, que arrancaron ya con el sector docente con enormes dificultades. Según el informe, estas paritarias comenzaron con tres ingredientes extras que harán aún más complicado llegar a un acuerdo: el antecedente del aumento del 50% a los sueldos de las fuerzas policiales en diciembre pasado; la aceleración inflacionaria de los últimos tres meses y la consecuente profundización del deterioro de los salarios reales; y el brusco salto del dólar en enero con el impacto sobre los precios.
Sin aún contar con el piso que fija la paritaria docente nacional –en plena negociación–, algunas provincias ya anunciaron sus acuerdos y ninguno baja del 27% de incremento. Es el caso de Tierra del Fuego. Catamarca, Córdoba y San Luis también cerraron la pauta salarial de los maestros, con aumentos de 28%, 31,6% y 30%, respectivamente.
Economía & Regiones realizó el informe con tres escenarios posibles: uno basado en la pauta fijada por el Gobierno de 25%; otro con la estimación propia del 28%, y el tercero con el 35% que reclaman los gremios. Como la firma prevé una inflación anual de entre 40% y 45%, “en cualquiera de los escenarios se evidencia una caída del salario real de los agentes públicos”.
Para estabilizar sus fin
anzas, el aumento debería ser del 17%, escenario de nula posibilidad. Si se cerrara en 25%, el déficit aumentaría un 60%, mientras si la suba asciende al 28% –como proyecta E&R–, el rojo fiscal más que se duplicaría.
En cuanto a las necesidades financieras, en los tres escenarios se incrementarán en términos del PBI a casi un 2%, de prevalecer el reclamo gremial. “Nuestro escenario arroja necesidades financieras cercanas a los $ 48.000 millones, equivalentes al 1,5% del PBI”, dice el informe. Valuadas al tipo de cambio promedio proyectado –8,5–, equivalen a u$s 5.610 millones, un 24% por encima de los u$s 4.500 millones del año pasado.
Los servicios de deuda –intereses y amortizaciones– crecerán un 72% –hasta $ 37.900 millones–, por el impacto que la devaluación tuvo sobre las deudas en moneda extranjera y deuda colocada en los últimos años.