Los dueños de Isenbeck y Quilmes sellan alianza global

134
Fusión de las empresas productoras de las cervezas Quilmes e Isembeck. (Lorena Lucca)

La cervecera belga AB InBev decidió concretar la compra de su competidora SABMiller por 99.400 millones de euros para crear un gigante del sector, con marcas tan populares como Budweiser, Corona o Peroni. La mega operación global podría llegar a tener también impacto en el mercado cervecero argentino si es que ambos grupos deciden incluir al país en la combinación de sus activos.

Ocurre que a nivel local, en el caso de AB InBev es dueña de Quilmes, Brahma y Stella Artois, entre otras marcas, mientras que SABMiller controla Isenbeck, además de producir su marca emblema, es decir Miller.

Pero, como para contar con el visto bueno de los entes reguladores de Estados Unidos, la transacción global también incluye la venta de las acciones que SABMiller posee en MillerCoors a Molson Coors por u$s 12.000 millones (10.800 millones de euros), esa marca dejaría de ser fabricada por Isenbeck en Argentina. Es decir, Miller no entraría en el eventual portfolio combinado, según explicaron fuentes locales. Los voceros consultados por El Cronista también aclararon que el share doméstico se distribuye actualmente entre Quilmes, la marca líder con 75%. Es seguida por el grupo chileno CCU, con el 22% y en tercer lugar aparece Isenbeck (SABMiller) con un módico 3%. Si la transacción global también tiene su pata local, habría entonces que quitar el share de Miller en el peso total de Isenbeck. En este sentido, las fuentes explicaron que Miller es una de las marcas en las que más invirtió Isenbeck en el último año. Por lo tanto, el nuevo grupo combinado podría alcanzar en la Argentina un market share en el mercado argentino cercano al 76% o 77%.

Seguramente, la operación será analizada por los entes reguladores locales que evaluarán si cumple con las normas anti monopolio o debe desprenderse de otra marca.

En el caso del negocio internacional, la firma resultante producirá un 30 % de la cerveza que se consume en todo el mundo, tendrá presencia en más de 80 países y una fuerza laboral de 225.000 personas. Al respecto, el consejero delegado de AB InBev, Carlos Brito, dijo ayer que la fusión creará “la primera compañía de cerveza verdaderamente global”. Según informaron varias agencias de noticias, cada accionista de SABMiller tendrá derecho a recibir 61 euros en efectivo por cada título, lo que supone una prima de un 50 % frente a los 41 euros al cierre del mercado el 14 de septiembre pasado. El acuerdo va acompañado de una alternativa, por la que los accionistas de SABMiller pueden elegir 5,1 euros en efectivo por título y 0,483969 acciones restringidas. Esta alternativa representa una prima de un 43 % frente al precio de la acción al 14 de septiembre pasado, de 41 euros. Según el comunicado oficial, la transacción será materializada a través de la adquisición de SABMiller por parte de la compañía belga Newco, creada para esta ocasión y en la que también quedará fusionada AB InBev.

Así, una vez completada la operación, Newco será la nueva compañía por la combinación de los dos negocios.

En virtud del pacto, AB InBev acordó, además, que los accionistas de SABMiller tengan derecho a recibir cualquier dividendo ya anunciado por la cervecera británica. De recibir luz verde de los reguladores, las compañías fusionadas serán propietarias de cervezas como Budweiser, Corona y Stella Artois, de AB InBev, y Grolsch y Peroni. La firma además cotizará en las bolsa de Bruselas, Johannesburgo y México.