Agro: Alternativas para transitar el ballottage y ganar en dólares

167

¿Un fideicomiso que invierte en trufas y promete rentabilidad en dólares? ¿Acciones argentinas que treparon hasta 80%? Varias apuestas para la transición política.

No son tiempos fáciles para la inversión. Lo cambiante del escenario doméstico y, lo que seguramente será, una ‘luna de miel’ compleja en materia económica por parte del nuevo gobierno, dejan inferir que se vienen tiempos de cambio, para bien y para mal. Las inversiones ligadas al agro prometen darle no sólo refugio al inversor, sino también hacerlos partícipe de una apuesta singular, al edificar expectativas vinculadas a un impulso del sector, con mayor rentabilidad en pesos vía un tipo de cambio más competitivo. Los fideicomisos, los ETF vinculados al sector y las acciones del rubro forman parte de un abanico interesante.

Plantación de Trufas – Ruta nacional 33 | Km 64,5 | Buenos Aires – Argentina

Fideicomisos de trufas: El negocio de las trufas promete en todo sentido: por un lado, se trata de un mercado exclusivo donde el producto cotiza a varios miles de euros; por otro, resulta atractiva la posibilidad de ‘subirse‘ al mercado argentino, que muy pronto exportará a las principales plazas del mundo. En el sector señalan que la rentabilidad en dólares en los primeros 5 años a partir del año 2017 es de un 12,8% estimado sobre el capital invertido y luego comienza a crecer alcanzando retornos anuales, mayores al 25% anual aproximadamente. La primera plantación de trufas negras de Perigord la comenzó a desarrollar un grupo de emprendedores en la provincia de Buenos Aires. La empresa, cuyo nombre es Trufas del Nuevo Mundo, ya cuenta con unas 50 hectáreas propias ubicadas en la localidad de Espartillar, en la zona de Sierra de la Ventana, y funciona con un modelo de fideicomiso. Si bien el proyecto arrancó en 2010, este año se obtuvieron las primeras trufas de prueba y el año próximo arranca la cosecha. “Como hay una alta probabilidad de devaluación y si uno no quiere perder el valor de sus ahorros en pesos conviene tener bienes. Trufas del Nuevo Mundo se puede pagar en plazos y el monto total si uno pone el 100% en un solo pago es de $ 208.000 aproximadamente y se adquieren 4800 acciones que se valúan anualmente”, señalan en la firma. La inversión total fue de u$s 2,8 millones y se financió con dos fideicomisos en el que ya ingresaron 60 inversores (medianos y pequenos) que desembolsaron hasta u$s 26.000 por cuotasparte. El 80% del fideicomiso está ya vendido y aún quedan unas pocas cuotasparte de u$s 22.000 cada una para completar la Serie 2 y otras 20 cuotasparte de u$s 26.000. Señalan que se puede dar una reserva de u$s 3.000 de adelanto (por cada cuota parte en la que se invierta) y el saldo se puede abonar hasta en 12 cuotas mensuales consecutivas. El pago se realiza en pesos al valor oficial del banco nación del día anterior a cada depósito. La empresa implantó 20.000 árboles micorrizados y con lo producido en el primer año se apunta a exportar a Europa y EE.UU., pero también habrá un mercado local de hoteles cinco estrellas y restaurantes que hoy tienen que importarlas.

ETF: Un ETF es una especie de acción que tiene como activo subyacente un índice o directamente un commodity. El Powershares DB Commodity Index Tracking Fund (DBC) es la alternativa casi obligada entre los ETFs de commodities. Sigue al índice de commodities relevado por el Deutsche Bank. Según senalan en el mercado, los commodities agrícolas son una subclase más específica y menos líquida. En forma directa se puede invertir en el ETF de la soja (SOYB) lanzado recién en 2011, pero existen alternativas muy interesantes diversificadas para comprar. La primera alternativa es el ETF PowerShares Deutsche Bank Agriculture (DBA) rastrea la performance del índice elaborado por el Deutsche Bank DBQI Agriculture Index Excess Return. El índice se compone de contratos futuros de commodities. Con activos por casi u$s 900 millones, tiene costos altos de administración que ascienden a 1%. Posee exposición al ganando en pie, a la soja y al maíz en un un 15% cada uno de ellos, 14% trigo, 10% café, 8% cerdo, 5% ganado faenado y 4% algodón, entre otros. Otro es el ETN Elements Rogers International Commodity Agriculture (RJA) rastrea al índice Rogers International Commodity Index Agriculture Total Return, que representa unos 20 contratos de futuros de commodities de agricultura. Con un costo de administración por debajo de 1%, posee activos por u$s 151 millones. La composición es 20% trigo, 14% maíz, algodón 12%, soja 9% y aceite de soja 8%, entre muchos otros. Se trata de un ETF más diversificado.

Acciones: La plaza de acciones local también ‘juega’ en el menú de opciones. Y a la hora de vincular el armado de una cartera de acciones para seguir al agro, existen variantes interesantes. Y si bien el menú es amplio con acciones que ganaron hasta 77% en lo que va del año como San Miguel (que se dedica a la producción y exportación de limones), Inversora Juramento (ganadería) y Agrometal (maquinaria agrícola), una de las más líquidas de la plaza son las acciones de Cresud. La empresa es una de las principales compañías agropecuarias del país, en un sector que posee un importante grado de atomización. Cuenta con numerosos activos vinculados a propiedades rurales propias. Claro que también desarrolla su actividad en campos alquilados a terceros, a través de los cuales busca ampliar su diversificación, expandir su producción y obtener economías de escala.

El negocio es sencillo: Cresud compra tierras subutilizadas y, a través del desarrollo de áreas marginales y la aplicación de tecnología, busca optimizar los rendimientos y generar una apreciación en el valor de los campos para luego venderlos, obteniendo importantes ganancias sobre su inversión. Esto se constituye en una fuente de liquidez que le otorga una mayor flexibilidad financiera. También posee numerosos campos en Brasil, Bolivia y Paraguay además de la Argentina. En lo que va del año, el papel crece 41% hasta los $ 17,40.

Fuente: El Cronista