Tensión por tarifas: el Gobierno y una reunión clave con el jefe de la UCR

Las quejas de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y de algunos de los referentes de la UCR terminaron por doblegar la resistencia de la Casa Rosada.

El Gobierno cedió ante la presión de sus socios y se mostró dispuesto a realizar algunos retoques en su política tarifaria. Los cambios, eso sí, serán de forma, no de fondo.

Esta mañana, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, recibe al titular de la UCR, Alfredo Cornejo, que había esgrimido críticas públicas contra el ministro de Energía, José Aranguren.

En principio, la intención del Gobierno no es retrotraer los aumentos, pero sí está abierto a discutir la forma en que se cobrarán las boletas que lleguen con los nuevos incrementos.

Las quejas de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y de algunos de los referentes de la UCR terminaron por doblegar la resistencia de la Casa Rosada. Eso, sumado al fallido intento de la oposición por tratar el tema en una sesión especial en el Congreso, terminó por convencer al presidente Mauricio Macri de la necesidad de dar un gesto.

Es lo que sucederá hoy por la mañana cuando el jefe de Gabinete, Marcos Peña, reciba a las principales espadas de Cambiemos en el Congreso para debatir los posibles cambios; si bien en el Gobierno no tenían aún los detalles de la propuesta que les presentarán, una posibilidad es dividir las boletas de los meses de mayor consumo, en sintonía con la propuesta de la UCR. Una de las opciones más extendidas en la Casa Rosada y que podría imponerse hoy es la de implementar una tarifa plana.