Mauricio Macri recibirá a Michel Temer en la Casa Rosada el próximo lunes

El mandatario brasileño y una delegación de ministros visitará el país el lunes. Será la primera reunión bilateral entre ambos desde que el ex vicepresidente del país vecino asumiera el Ejecutivo tras la suspensión y posterior destitución de Dilma Rousseff.

Según confirmaron fuentes oficiales, el Presidente tendrá una audiencia el lunes por la mañana con Temer y luego se le brindará un almuerzo de honor a la delegación brasileña, acompañados por la canciller Susana Malcorra y su par brasileño, José Serra.

Si bien Macri se vio con Temer a principios de agosto en la previa de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos, y más allá de un diálogo no oficial por la situación del Mercosur, ambos presidentes aún no habían tenido un encuentro formal bilateral -que según los acuerdos binacionales firmados en el pasado por los mandatarios Cristina Kirchner y Lula da Silva, deben ser semestrales-.

Temer, líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, asumió la presidencia pro tempore de Brasil una vez que fue suspendida Rousseff (Partido de los Trabajadores), y al ser destituida, su ex compañero de fórmula completará el mandato hasta fines de 2018.

Se descuenta que en la agenda de temas a tratar el próximo lunes entre Macri y Temer se incluyan la situación interna de Venezuela y la dinamización del Mercosur, especialmente a través de los tratados comerciales con otros bloques (como la Unión Europea), que ahora ambas diplomacias ven con beneplácito.

La visita del presidente brasileño es vista desde el vecino país como el inicio de una reformulación de la relación bilateral pero sobre todo del Mercosur, al que el gobierno de Brasilia busca imprimirle mayor flexibilización para firmar acuerdos con otros países o regiones.

Fuentes del gobierno de Temer indicaron que esta es la propuesta del canciller José Serra, que la comparte con Temer, quien recientemente, , sostuvo que el Mercosur “es importante pero debe ser rediscutido, no para eliminarlo, sino para universalizar las relaciones con otros países”.

Será la primera visita oficial de Temer a la Argentina -no tendrá carácter de visita de Estado- desde que fue confirmado en la presidencia el 31 de agosto, cuando asumió la jefatura del Estado luego de la destitución de Dilma Rousseff.

Según el gobierno brasileño, la oportunidad será buscar reconocimiento internacional en el gobierno de Macri, luego de haber participado del G-20 en China y de la Asamblea Nacional de la ONU, donde se levantaron al escuchar su discurso las delegaciones de Costa Rica, El Salvador, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Cuba.

Para los exportadores, será una visita “muy positiva” según dijo a Télam Alberto Alzueta, el presidente del consejo de la Cámara de Comercio Brasil-Argentina, con sede en San Pablo.

“Venimos de malos manejos de uno y de otro lado. Ahora llegó el pragmatismo para apuntar a hacer relaciones comerciales. Nuestra propuesta es que es necesario hacer acuerdos por sectores, porque las empresas son las que le dan dinámica al comercio bilateral”, dijo Alzueta.

El empresario sostuvo que la visita de Temer a Macri apuntará a “hacer un Mercosur más consistente” buscando acuerdos comerciales y que la región vuelva a estar “dentro del radar comercial y de inversiones del mundo. La productividad se mejora con inversiones”.

Alzueta dijo que desde el pico de 40.000 millones anuales de comercio bilateral, actualmente se redujo a un estimado de 25.000 millones y apuntó a buscar salidas para sacar algunos bolsones de “burocracia que enyesan algunas transacciones en las aduanas de ambos lados”.

“El objetivo tiene que ser que el Mercosur busque grandes acuerdos. Por qué no mirar lo ocurrido con el “Brexit”. Es más fácil negociar ahora un acuerdo comercial Mercosur-Gran Bretaña que con Francia. Es necesario tener musculatura para ir en busca de nuevos horizontes”, dijo el empresario.

La Argentina como destino de negocios de Brasil es también parte de la planificación de una misión empresarial que para antes de fin de año prepara a Buenos Aires la dirigencia de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo (Fiesp).