Juez federal llamó “mafia” a la organización K Justicia Legítima

28
El juez federal Alfredo López, quien afirmó: "Mar del Plata es un feudo de la agrupación Justicia Legítima". Foto Fabián Gastiarena

Es Alfredo López, de Mar del Plata, quien investigó el ataque a piedrazos contra Macri en esa ciudad. Sus graves acusaciones.

El juez federal Alfredo López, quien tuvo a su cargo la primera etapa de la investigación por agresiones contra el presidente Mauricio Macri en Mar del Plata, renovó hoy sus duras críticas contra la organización Justicia Legítima, afín al kirchnerismo, a la que consideró una “mafia judicial” en esa ciudad.

“Es hora de que se limpie la Justicia de aquellos funcionarios que violan su reglamento haciendo militancia política, no cumpliendo sus funciones”, advirtió López, quien investigó en primera instancia los incidentes contra Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal el 12 de agosto, en el barrio marplatense de Belisario Roldán.

Como derivación de las advertencias del magistrado por la “irregular” actuación de fiscales federales de esa ciudad en torno a estos episodios, la diputada Elisa Carrió denunció penalmente anteayer a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, en su carácter de jefa de estos funcionarios.

Luego de señalar que “Mar del Plata es un feudo de Justicia Legítima”, López recordó que la causa por el ataque con piedras contra el vehículo oficial en el que iban Macri y Vidal ahora está a cargo del juez federal Santiago Inchausti, que regresó de la licencia que se había tomado.

“En Mar del Plata existe una mafia judicial de Justicia Legítima, que son funcionarios que responden al Gobierno anterior y no tienen interés de hacer justicia o investigar los delitos”, disparó López en declaraciones a Radio Continental que reprodujo la agencia DyN.

En Mar del Plata existe una mafia judicial de Justicia Legítima. Responden al Gobierno anterior y no tienen interés de hacer justicia”, acusó.

Cuando se le preguntó si consideraba que la llamada “grieta”, en alusión a la división entre argentinos por cuestiones políticas, también atraviesa a la Justicia, el magistrado se manifestó convencido de que eso es así.

“Sí, es una grieta que no ha quedado saldada después de la elección, como sí ha quedado saldado en los organismos de la administración pública dependiente del Poder Ejecutivo”, reflexionó, tras lo cual habló de la necesidad de que “se limpie también la Justicia” de aquellos integrantes que incumplen con los reglamentos.

Luego de los presuntos ataques a la comitiva presidencial, el juez López denunció el accionar de la fiscal de primera instancia, Laura Mazzaferri, y del de la Cámara Federal, Daniel Adler, a quienes acusó de haber actuado en forma irregular en el marco de esa investigación.

“Fue una situación crítica porque la agresión que tuvo el Presidente fue muy seria, muy grave; fue rodeado el vehículo y estuvo en riesgo su integridad física”, rememoró.

Al apuntar a Mazzaferri, señaló que la “fiscal federal que estaba a cargo no inició de oficio la investigación y posteriormente se negó a recibir las actuaciones de la Policía Federal”.

“Más adelante, en forma insólita, la fiscal se opone a las pruebas que yo ordeno; pretendió desviar la atención hacia la Policía, que no eran objeto de la investigación”, se quejó y volvió a apuntar contra el fiscal Adler.

Por otra parte, López destacó las muestras de solidaridad que recibió de ministros del Gobierno nacional a raíz de los escraches que sufrió en Mar del Plata, tras su actuación en esta causa.

“Hubo hechos intimidatorios graves, escraches, en Internet hubo cosas agraviantes; últimamente fui víctima de seguimientos de servicios de inteligencia indeterminados. Yo ya hice las denuncias por los ataque tanto de los grupos violentos, como por estos seguimientos”, ratificó.