El plan contra el narcotráfico incluye el ingreso con policías y gendarmes a villas

El programa que ya se puso en marcha en barrios porteños se ampliará a zonas de Buenos Aires, Tucumán, Córdoba o Santa Fe.

El compromiso “Argentina sin narcotráfico” que lanzó el gobierno de Mauricio Macri incluye la intervención de fuerzas de seguridad en villas y “barrios con mayor índice de violencia”.

El objetivo es “impedir el dominio territorial de bandas de narcotraficantes”, a partir del despliegue a nivel federal del plan “Barrios Seguros”, que contempla la participación de los Cuerpos de Prevención Barrial.

Según señalaron fuentes oficiales, en ese programa intervienen efectivos de Gendarmería y Policía Federal, que realizan tareas de prevención.

“El plan establece un abordaje integral como el del Barrio 31, que implica también la urbanización o la creación de salas de salud, entre otras cosas”, afirmaron las fuentes.

El programa que ya se puso en marcha en barrios porteños se ampliará a zonas de Buenos Aires, Tucumán, Córdoba o Santa Fe.

Ese es el primer apartado del plan que desplegará el Gobierno, cuyos puntos principales se detallan a continuación.

– Erradicación del “paco”. Profundizar la lucha contra su expansión; detectar y destruir cocinas, bunkers y centros de distribución; aumentar penas para quienes elaboren, distribuyan y vendan; desplegar federalmente el modelo Barrios Seguros.

– Presencia activa y dinámica de las fuerzas federales y provinciales de seguridad en todo el país.

– Recuperar para el Estado bienes provenientes del narcotráfico.

– Identificación y persecución de bandas criminales. Intercambiar información de inteligencia criminal sobre su accionar y despliegue territorial a fin de actuar coordinadamente en su persecución y detención.

– Desarrollo e integración de Grupos Especiales Mixtos, conformados por fuerzas federales y provinciales, actuarán en equipos conjuntos de alta operatividad.

– Integración del Consejo Federal de Precursores Químicos. Conformar instancias de cooperación para integrar a los organismos que elaboren estrategias para erradicar el narcotráfico.

– Creación del Instituto Conjunto de Conducción Estratégica del Ministerio de Seguridad para oficiales, jefes principales y funcionarios del gobierno,

– Mapa georreferenciado del narcotráfico. Elaborar y compartir un mapa federal de control dinámico de la droga con relevamiento de rutas, hidrovías, espacio aéreo, aeropuertos, pistas clandestinas, terminales ferroviarias y de transporte automotor, y trazabilidad de equipajes y encomiendas.

– Federalización de los acuerdos internacionales suscriptos por el Estado nacional.

– Garantizar la inclusión social como principio esencial; ampliar servicios de orientación, contención y tratamiento; actualizar y georreferenciar información sobre servicios de orientación, contención y tratamiento.

– Evitar la baja de la edad de consumo. Desarrollar estrategias de prevención haciendo especial énfasis en los sectores de alta vulnerabilidad social.

– Colaboración activa en campañas de concientización.

– Articulación intergubernamental e intersectorial.

– Desarrollo de estrategias de reducción de la demanda con una perspectiva de salud pública.

– Participación activa en la generación y actualización de estadísticas sobre consumo de sustancias.