Nueva protesta en contra de los tarifazos en todo el país

62

Manifestantes de organizaciones sociales, políticas, gremiales, de consumidores y ciudadanos se concentraron en las principales ciudades del territorio nacional, con epicentro en Capital Federal.

Miles de ciudadanos protestaron este jueves a la noche en calles y plazas de todo el país en rechazo a los fuertes aumentos en las tarifas de servicios públicos, en lo que constituyó el segundo “ruidazo” desde que asumió Mauricio Macri como presidente de la Nación.

La convocatoria, que nuevamente se llevó a cabo bajo la consigna “No al tarifazo”, fue motorizada por asociaciones de consumidores y organizaciones sociales, aunque la gente salió a la calle sin consignas partidarias.

Si bien la manifestación estaba pautada para las 20, en algunos puntos la concentración comenzó pasadas las 19.30 y rápidamente se subieron imágenes a las redes sociales, donde la gente también expresó el rechazo al ajuste en las tarifas.

Muchos carteles responsabilizan del ajuste al ministro de Energía, Juan José Aranguren, con la consigna: “Chau, Aranguren”.

En el microcentro porteño, el punto principal del “ruidazo” se llevó a cabo en el Obelisco, aunque la protesta también se replicó en los barrios porteños de Recoleta, Caballito, Palermo, Belgrano, Flores, Floresta, Parque Avellaneda, Mataderos, Villa Lugano, Villa Crespo, Abasto, Almagro, San Telmo, Boedo, Congreso, Paternal y Chacarita.

En el Gran Buenos Aires, se realizaron concentraciones en La Plata, Morón, Almirante Brown, Esteban Echeverría, Ituzaingó, Haedo, Luján, Caseros, Olivos, Ramos Mejía, Quilmes, Wilde, Lanús y Pilar.


En el interior bonaerense, también se registraron manifestaciones en las localidades de Roque Pérez, Tandil, Tres Arroyos y Junín.

El “ruidazo” también se concretó en las líneas de subte, que, entre las 20 y 20.05, realizaron un “bocinazo”.

A su vez, en Santa Fe, Córdoba, Salta, Mendoza, Río Negro, Chaco, Chubut, Corrientes, Misiones, Tucumán y Entre Ríos también se concretaron protestas con cortes de calle y en otros casos en las plazas centrales.


En esas provincias, las protestas más concurridas se registraron en las ciudades de Bariloche, Rosario, Mar del Plata y Mendoza capital.

La primera edición del “ruidazo” se había llevado a cabo el 14 de julio último, hecho que representó la primera protesta masiva en contra del Gobierno de Macri ante los aumentos desproporcionados en los servicios de luz y gas.

A raíz de las medidas cautelares presentadas por entidades de usuarios, el tarifazo en la luz y el gas fue frenado por la Justicia y todo indica que será la Corte Suprema la que deberá resolver.

Al participar de la manifestación en Capital Federal, el presidente de la Asociación de Taxistas de Capital, Luis Fernández, sostuvo que participó de la protesta “en repudio al tarifazo de gas” y enfatizó: “Pedimos que el Gobierno no se haga el tonto y acate la resolución judicial que frena los aumentos en las tarifas”.

El dirigente también reclamó “que se baje el precio del GNC” y advirtió: “El incremento en los servicios es una estafa al pueblo argentino. Vamos a resistir”.

“Macri no entiende nada de nada, no escucha la gente. Yo pagaba 120 pesos de agua y ahora me llegó 850”, fustigó un manifestante, quien evaluó: “Yo estoy relativamente bien, pero vengo por la gente que la está pasando mal”.

“Reapertura de paritarias ya”, “Ruidazo contra los tarifazos” y “El agua, la luz y el gas son nuestros derechos” fueron algunas de las frases más populares en los carteles que portaron los participantes de la movilización.