Este sería uno de los presuntos traficantes acusado de vender pastillas en la tragedia

82

Lautaro Crespo sería uno de los dealers que actuaron en la fiesta Time Warp de Costa Salguero que le costó la vida a cinco chicos el viernes pasado.Cayó esta madrugada en su casa de Parque Avellaneda con 17 pastillas y 210 mil pesos. Hay escuchas que lo comprometen. Hoy declara ante el juez Casanello.

Lautaro Ignacio Crespo, de 22 años, técnico en computadoras y analista de cuentas en una prestigiosa empresa de electrodomésticos según su currículum online, no cayó en un nido narco precisamente, sino en la casa de sus papás. Esta madrugada, un operativo a cargo de la División Precursores Químicos y Drogas Emergentes de la Policía Federal irrumpió en el domicilio familiar de los Crespo en White al 700, Parque Avellaneda, bajo la firma del juez Sebastián Casanello y las directivas de la Procuración de Narcocriminalidad a cargo del fiscal Diego Iglesias y su equipo. A la PFA no le hizo falta romper para entrar, por otra parte: los padres mismos abrieron la puerta.

Lautaro tenía stock, por así decirlo: según información de la causa, le encontraron tres frascos con flores de marihuana, una bolsa con 17 pastillas de varias formas y colores, cuatro envoltorios con cristal de metanfetamina y, sorprendentemente, $210 mil pesos en efectivo. Las drogas estaban en su cuarto, ubicada en la segunda planta de la casa. Toda su familia tuvo que ver cómo se lo llevaban en un patrullero, hasta su perro weimaraner de ojos azules.

Lautaro Crespo, imputado por la venta de droga en Time Wrap

Hay evidencia firme que lo complica. En su casa se encontraron entradas para los dos días de la fiesta. También, hay escuchas que lo ubican en el lugar con la intención de vender estupefacientes. Para Casanello y la Procunar, en un expediente instruido por el fiscal Federico Delgado, fue una cuestión de conexividad. Las escuchas que lograron vincular a Crespo con la noche del viernes pasado provinieron del fiscal Miguel Schamun del fuero penal económico, que lo investigaba en una causa originada el año pasado y que aportó el material. Crespo no fue el único investigado, ni el único detenido de la noche.

En un departamento de la calle San Martín al 900, la PFA capturó a John Sebastián Giraldo Guerrero, un colombiano de 28 años. Le encontraron apenas unos 20 gramos de marihuana. Luego, en el hotel San Cristóbal de la calle Carlos Calvo al 2800, Rafael Orlando Ramírez Lebrón, dominicano de 29 años, fue hallado con 7800 pesos, una balanza y un poco de marihuana. Ambos tenían antecedentes por narcomenudeo. Por lo pronto, según la evidencia, Crespo es el único señalado en la Time Warp.

Así, el joven se suma a la lista de 28 pedidos de indagatoria y el pedido de captura todavía vigente para el prófugo Adrián “El Pollo” Conci, cabeza de Dell Producciones, la firma a cargo de la fiesta. Para la Procunar, sin embargo, Crespo, con turno esta mañana para declarar ante al juez Casanello tras dormir en la división Drogas Peligrosas de la PFA, es un nombre más: se buscará seguir en la cadena de traficantes que estuvieron esa noche.