Messi se defendió de las acusaciones del Panamá Papers: son “falsas e injuriosas”

24
Fotografía de Internet.

De acuerdo a la investigación, Messi y su padre Jorge habrían  adquirido una sociedad denominada “Mega Star Enterprises Inc”, entre 2012 y 2013 en Panamá. Para su familia, dicha acusación es con “el fin de utilizar el apellido para dañar la reputación”.

El futbolista Lionel Messi tildó de “falsas e injuriosas” las acusaciones en su contra por la  tenencia de una sociedad offshore en un paraíso fiscal como  Panamá.

A través de un comunicado de prensa, la familia del capitán  de la Selección argentina afirmó que “desea dejar en claro que  Lionel no ha llevado a cabo ninguno de los actos que se le  imputan”.


“Son falsas e injuriosas las acusaciones de haber diseñado una nueva trama de evasión fiscal e, incluso, de crear una red  de blanqueo de capitales”, aclaró.


De acuerdo a la investigación, Messi y su padre Jorge habrían  adquirido una sociedad denominada “Mega Star Enterprises Inc”  entre 2012 y 2013 en Panamá.

El entorno del futbolista manifestó que “la sociedad a la que  se refieren dichas informaciones es una compañía totalmente  inactiva, que jamás tuvo fondos ni cuentas corrientes abiertas y  que deriva de la antigua estructura societaria diseñada por las  anteriores asesores fiscales de la familia”.

En ese sentido, se informó que “las consecuencias fiscales  para Messi ya fueron regularizadas en su momento, declarando  ante la Hacienda Pública española todos los ingresos derivados  de la explotación de sus derechos de imagen, devengados con  anterioridad y posterioridad al procedimiento seguido ante la  Agencia Tributaria”.

El entorno del astro considera que “se vinculan tales informaciones con hechos totalmente ajenos que se encuentran  actualmente pendientes de resolución o incluso con causas  archivadas por los Tribunales de Justicia, como es el caso de  los denominados  partidos benéficos”.

Además, opinó que la acusación se basa “en meras conjeturas y  parten de documentación parcial y sesgada” que se divulgan con “el fin de utilizar el apellido para dañar la reputación”.

“Lo anterior es especialmente grave cuando se trata de  imputar hechos delictivos tan serios como el fraude fiscal y el  blanqueo de capitales, acarreando daños irreparables”, cerró el  comunicado.