El director de la Policía de Mendoza auxilió a unos jóvenes que se accidentaron en su auto

112

Roberto Munives estaba recorriendo los puestos de control vehicular y monitoreando los operativos implementados el fin de semana, cuando alrededor de las 20 advirtió que en calle Alsina, de Dorrego, en la localidad de Guaymallén, un Fiat 125 había volcado luego de impactar contra un terraplén.

Del interior salieron despedidos dos hombres, hermanos de 17 y 23 años, quienes resultaron con heridas leves.

El director de la policía en ese momento transitaba por la zona con su esposa y sin dudarlo, ayudaron a los jóvenes en los primeros auxilios.

El conductor fue sometido a un control alcoholemia, el cual arrojó 1,42 gramos de alcohol en sangre. Las víctimas se accidentaron solas, ya que se comprobó que no participó otro vehículo.

No es la primera vez que Munives interviene voluntariamente en algún hecho. El 31 de marzo del 2003 participó en un tiroteo en Guaymallén, estando en su día de franco y arriesgando la integridad de su esposa y sus dos hijos que lo acompañaban cuando sucedió ese episodio.

En aquella oportunidad, en Fournier y Tropero Sosa logró reducir al asaltante de una mujer. Por aquellos años integraba la cuadrícula policial de Godoy Cruz.