Se confirmó la condena a los integrantes de Callejeros

La Cámara Federal de Casación Penal revisó lo solicitado por la Corte Suprema. Los músicos fueron condenados a siete años.

La Cámara Federal de Casación Penal confirmó la condena a los exintegrantes del grupo musical Callejeros por el incendio en el boliche Cromañon, según lo solicitado en revisión por la Corte Superma de Justicia de la Nación. Sin emabrgo los músicos continuarán en libertad.

Así lo resolvieron los integrantes de la Sala IV de dicha cámara, Juan Carlos Gemignani, Gustavo Hornos y Pedro David, según publicó la agencia Télam.

En la actualidad, sólo hay un detenido por la tragedia de Cromañón, hecho que se cobró la vida de 194 personas y 1500 heridos el 30 de diciembre de 2004.

Los integrantes del cuerpo judicial fueron los responsables de revisar las condenas dictadas al exgerenciador de Cromañon, Raúl Villarreal, y a los exfuncionarios porteños, Fabiana Fiszbin y Gustavo Torres.

Por otra parte, hicieron lugar al planteo que había formulado la exfuncionaria de la ciudad de Buenos Aires, Ana María Fernández, a quien le redujeron la pena a dos años y diez meses de prisión.

A pesar de la confirmación de la pena, los condenados podrán permanecer fuera de prisión hasta tanto la causa no quede firme. Esto es así porque aún resta una vía para continuar discutiendo el fallo, el recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia. Este tribunal ya se había pronunciado anteriormente, pero no había decidido sobre el fondo de la cuestión. En aquella oportunidad, había ordenado a la Cámara Federal de Casación Penal que unifique los criterios de las condenas.

Agustina Donato es sobreviviente de la tragedia de Cromagnon y junto a otros jóvenes que vivieron la misma experiencia forman un grupo que piden justicia por la causa. Lo que distingue a su postura de la que tienen los familiares de las víctimas es que los jóvenes exigen la absolución de los músicos.

“Nosotros hacemos una revisión estructural que por ahí ellos no pueden hacer porque sufrieron la pérdida de un hijo”, afirmó Agustina. La joven sostiene que entiende la difícil posición de los familiares, pero cree que la posibilidad de que los músicos puedan seguir tocando “no le hace mal a nadie”.