San Luis: Bendijeron una ambulancia tras asistir a una joven “poseída”

54

La mujer habría jugado al “juego de la copa” y sufrió un brote psicótico. Tenía una fuerza “anormal” y cambiaba la voz. Destrozó el vehículo.

Medicos y enfermeros que asistieron a una joven que sufrió al parecer un brote psicótico en la ciudad  de Villa Mercedes dijeron que pasaron una “noche de terror” por los comportamientos extraños de la joven, su fuerza inusitada y los movimientos que se produjeron en una ambulancia, tras lo cual pidieron a dos sacerdotes que bendigan el vehículo.

El suceso, plagado de anécdotas que rememoran a películas sobre exorcismos y posesiones demoníacas, fue revelado hoy por el director del Servicio de Emergencias Provincial (Sempro) de esa comuna, Daniel José.

El médico cardiocirujano, que desde hace dos años dirige el sistema médico mercedino, señaló que un equipo reportó el caso tras asistir a “una chica de unos 18 o 19 años, de contextura pequeña, menudita, pero cuando llegaron a la guardia (del Policlínico Juan Domingo Perón) no la podían contener”.

Allegados a la joven le manifestaron a los médicos que la paciente había estado jugando el “juego de la copa” y al parecer la sugestión de una situación paranormal le produjo una crisis psiquiátrica.

El médico, el chofer y la enfermera de la ambulancia dijeron haberse sorprendido por las manifestaciones de la joven con una fuerza superior a la normal, la transformación de su voz y otros hechos inéditos vinculados a su presencia en el móvil.

En ese marco, dijeron que lo que más los sobresaltó fue que cuando la dejaron en el hospital y volvían a la base con el vehículo escucharon “ruidos en la parte posterior” de la unidad de traslado, por lo que pararon la marcha, abrieron la puerta y encontraron gran desorden.

El equipo tomó fotografías para notificar que las camillas, tanto la rígida como la que va encastrada, y otros elementos, habían sido apiñados en la parte delantera del habitáculo donde se traslada a los pacientes.

“La joven empezó a insultarlos con la voz transformada, como si fuera un varón”

Según el director del Sempro, “el personal cuenta que (durante el traslado) la joven empezó a insultarlos con la voz cambiada, transformada, como si fuera un varón y con una fuerza impresionante revoleó a varias personas que intentaban sujetarla”.

“Con una fuerza impresionante revoleó a varias personas que intentaban sujetarla”

Confundidos y atemorizados por la situación, decidieron convocar a dos sacerdotes, Gustavo Méndez y Estanislao Malek, que bendijeron la ambulancia y le transmitieron tranquilidad. El equipo sanitario concurrió al domicilio donde se encontraba la paciente tras un aviso de que la joven padecía “un brote psicótico”.

En el hospital la joven fue sedada y controlada tras un duro trabajo, añadieron. El director del Sempro remarcó que tras llevar a la joven al policlínico, en su viaje de regreso, los encargados de la ambulancia “pararon el móvil y al abrir la puerta encontraron todo desordenado, la camilla desencastrada de su traba de seguridad, y todo revuelto y algunos elementos amontonados en un sector, algo imposible”.